¿Quiénes fueron las "sinsombrero"?

Fueron las artistas de la Generación del 27, que colaboraron en la agitación cultural y en la modernización social de los años 20 y 30 en España.

Las sinsombrero

La anécdota que da nombre a este grupo de mujeres artistas la protagonizaron Federico García Lorca, Salvador Dalí, Margarita Manso y Maruja Mallo cuando coincidieron entre 1923 y 1925 como estudiantes en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando.

Relató Maruja Mallo que un día decidieron pasear por la Puerta del Sol de Madrid con la cabeza descubierta, porque parecía que el sombrero está "congestionando las ideas". La aventura acabó entre insultos, gritos y piedras de viandantes enfadados con la trasgresión de aquellos jóvenes artistas.

Era un tiempo en el que el epicentro de la agitación cultural española estaba en manos de un movimiento artístico e intelectual, cuyos miembros se englobaba en la conocida como Generación del 27.

Con el término Generación del 27 se conoce al que seguramente es el grupo de literatos y artistas más influyentes y conocidos de la cultura española. Su legado es ampliamente conocido pero ¿acaso no había mujeres? Nada más lejos de la realidad.

Dentro del Grupo del 27 existieron, crearon y triunfaron una generación de mujeres pintoras, poetas, novelistas, ilustradoras, escultoras y pensadoras, de inmenso talento que no sólo gozaron en su tiempo de éxito nacional e internacional.

Y ellas son las que se encuentran dentro del grupo de las sinsombrero: Concha Méndez, Marga Gil, Josefina de la Torre, Maruja Mallo, Rosa Chacel, Ernestina de Champourcín, María Teresa León...

Las creaciones pictóricas, poéticas, escultóricas y teatrales de estas mujeres modernas están a la altura, y en algunos casos superan, a la de sus compañeros varones. Si a Rafael Alberti, Federico García Lorca, Pedro Salinas, Luis Cernuda, Jorge Guillén y demás poetas del momento se les considera parte de la Edad de Plata de la literatura española (masculina), se afirma que ellas conformaron la Edad de Oro de la literatura femenina.

Pero varones y mujeres compartían espacios de intercambio cultural como la Revista de Occidente o La Gaceta Literaria.

Aunque también existieron lugares exclusivos donde estas mujeres se reunían y compartían ideas. En el Madrid de aquellos años se consolidaba la Residencia de Señoritas, grupo femenino de la Residencia de Estudiantes, el Lyceum Club Femenino o la Asociación Universitaria Femenina.

La semilla de la transformación femenina de varias generaciones y el camino de la igualdad de derechos se gestó en estas instituciones.

Una recuperación imprescindible

Para retratar el perfil de algunas de las mujeres que más influyeron en la vanguardia artística y política de su época se creó un innovador proyecto transmedia “Las Sinsombrero” (http://www.rtve.es/lassinsombrero/es), que utiliza diferentes formatos y plataformas (televisión, internet, exposición y publicación), con el objetivo de recuperar, divulgar y perpetuar el legado de las mujeres olvidadas de la primera mitad del siglo XX en España. Desde las figuras femeninas de la Generación del 27 hasta todas aquellas mujeres que con su obra, sus acciones y su valentía fueron y son fundamentales para entender la cultura y la historia de un país que nunca las reivindicó.

Dentro del proyecto se llevan a cabo acciones para difundir y hacer accesible el legado intelectual de estas mujeres, entre otras cosas, reeditando sus obras, revisando los manuales escolares y universitarios de literatura, de arte y de historia, dándolas a conocer en las aulas, poniendo placas en las calles y plazas en las que transitaron y vivieron.

CONTINÚA LEYENDO

COMENTARIOS