¿Quién inventó el bikini?

Fue el ingeniero Louis Réard (1896-1984) y no le fue fácil publicitarlo. En un principio, nadie quería posar con aquel escueto bañador de dos piezas que se lanzaba al mercado por primera vez. En 1946, logró presentarlo en una piscina pública de París.

El origen de lo que hoy conocemos como un bikini lo encontramos en los mosaicos romanos datados en el año 1600 a.C que se han encontrado en la villa romana del Casale (Sicilia). En ellos, se muestran a mujeres vestidas con prendas de dos piezas. Sin embargo, el bikini propiamente dicho cumple hoy 72 años.

Se reconoce como su inventor al ingeniero mecánico Louis Réard. En los años 40, Réard tomó las riendas de la empresa de lencería de su madre y decidió dedicarse de lleno al diseño de ropa.

Mientras pasaba sus vacaciones en la playa de Saint Tropez, notó que las mujeres se arremangaban sus largos e incómodos trajes de baño para conseguir broncearse, lo que lo inspiró para diseñar un traje de baño que tuviera la barriga expuesta.

Poco tiempo antes, el diseñador de moda Jacques Heim había tenido la misma idea, y creó un traje de baño de dos piezas que bautizó "Átomo" y publicitó como "el traje de baño más pequeño del mundo". Sin embargo, todavía no era lo suficientemente pequeño como para dejar el ombligo al descubierto, uno de los mayores tabúes de la época.

Réard quiso superarlo y creó un bikini con la tela suficiente para cubrir solo los pechos y la entrepierna. Lo publicitó como "el traje de baño más pequeño que el más pequeño del mundo".

Cuando buscó una modelo profesional para que lo usara, nadie quiso. Micheline Bernardini, una chica de streaptease del Casino de París de 19 años, fue la primera en posar en bikini en el desfile de Réard celebrado el 5 de julio de 1946, en París.

Ella fue quien le puso su nombre alegando que la prenda iba a ser "más explosiva que la bomba de Bikini", refiriéndose a las pruebas nucleares que Estados Unidos estaba realizando en aquel verano de 1946 en el atolón Bikini, situado en las Islas Marshall, un archipiélago en pleno océano Pacífico. La prenda revolucionó la moda, sobre todo, por dejar el ombligo al descubierto.

Sin embargo, la nueva prenda de baño no fue aceptada por todos. En la década de los cincuenta, después de la edición de Miss Mundo celebrada en Londres en 1951 fue prohibido el bikini en países como Italia, Bélgica y España, pues el Vaticano había hecho público que la considerara "pecaminosa".

Así que el bikini tuvo que esperar su momento de protagonismo, pasada una década desde su lanzamiento al mercado.

La actriz Brigitte Bardot impulsó, con sus producciones en Saint Tropez y Cannes, el uso del dos piezas el mundo del cine. Con su papel en Y Dios creó a la mujer (1957) animó a cientos de mujeres a atreverse a poner el bikini.

En 1962, la actriz Ursula Andress hizo su contribución a la causa con una escena en la película de James Bond, El satánico Dr. No, saliendo del mar en un traje de baño blanco de dos piezas con cinturón.

Raquel Welch, por otro lado, apareció en 1966 en la película Hace un millón de años interpretando a una cavernícola enfundada en un bikini de piel.

El empujón decisivo del bikini en la prensa escrita llegó con la edición del 20 de enero de 1964 de la revista Sports Illustrated, donde la portada estaba ocupada por una modelo en bikini por primera vez. El editor explicó que no había podido recopilar aquel mes suficientes eventos deportivos y le pidió a la redactora de moda que le ayudase a cubrir el espacio.

Décadas después, el bikini logró instalarse en los armarios de muchas mujeres en todo el mundo, de todas edades y estilos.

¿Cuándo llegó a España?

Fue en el verano de 1948, en pleno franquismo. Sólo dos años después de que la joven francesa Micheline Bernardini luciera por primera vez la polémica creación de Louis Réard en una piscina de París.

Fue también una francesa de unos 20 años, quien lo lució en Santander. Ella era una de las muchas extranjeras que llegaban a la capital de Cantabria para estudiar en los cursos de español de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP). El momento quedó captado en una foto en blanco y negro y se considera la imagen más antigua -con fecha de 1948- de una mujer vistiendo un bikini en una ciudad de España.

La primera fotografía de una mujer luciendo un dos piezas en Ibiza data de 1953.

Benidorm y Marbella fueron los siguientes destinos turísticos donde se hizo introdujo el uso del bikini de forma habitual, a pesar de las restricciones de la dictadura franquista.

También te puede interesar:

Continúa leyendo