¿Quién fue la primera mujer en gobernar un país musulmán?

Fue la política pakistaní Benazir Bhutto, quien en 1988 se convertirá en la primera mujer en gobernar un país musulmán en la historia contemporánea.

Benazir Bhutto

En las que fueron las primeras elecciones democráticas en Pakistán en más de una década, el 16 de noviembre de 1988, el Partido Popular de Pakistán liderado por Benazir Bhutto ganó la mayoría de los escaños en la Asamblea Nacional. El 2 de diciembre de 1988, tras la victoria de su partido, de tendencia socialdemócrata, Benazir Bhutto fue elegida Primera Ministra de su país, pasando a ser la primera mujer —y el mandatario más joven a la edad de 35 años— en conducir los designios de un país musulmán.

Tras apenas dos años en el poder, en agosto de 1990 fue destituida por el presidente de la República Ghulam Ishaq Khan, bajo acusaciones de corrupción y violación de la Constitución.

El magnate pakistaní Nawaz Sharif la sucedió en el poder.

En las elecciones celebradas en octubre de 1993 presentó su candidatura de nuevo y el PPP ganó por mayoría simple. Bhutto se convirtió otra vez en jefa de un gobierno en coalición.

Bajo nuevas acusaciones de corrupción, de mala gestión económica, y de deterioro de la seguridad pública, su gobierno fue derrocado en noviembre de 1996 por el presidente Farooq Leghari.

Documentos franceses, polacos, españoles y suizos apoyaban las acusaciones de corrupción en contra de Bhutto y su esposo Asif Ali Zardari y los dos tuvieron que hacer frente a un buen número de procedimientos legales. Su esposo pasó ocho años en prisión condenado por cargos similares de corrupción.

La reforma constitucional pakistaní del año 2002 prohíbe que un Primer Ministro ocupe el cargo dos legislaturas, esto impidió a Bhutto volver a acceder al cargo.

 

Nacida en Karachi (Pakistán) en 1953, e hija del ex presidente y primer ministro Zulfikar Ali Bhutto, en 2007 fue asesinada a la edad de 63 años durante una manifestación política del Partido Popular de Pakistán en Rawalpindi. Había vuelto a su país tras ocho años de exilio en Londres y Dubái y sólo llevaba 70 días en suelo pakistaní.

También te puede interesar:

CONTINÚA LEYENDO