¿Qué es el Arca de la Alianza?

El Arca de la Alianza es un cofre que contiene tablas grabadas con los Diez Mandamientos.

Según la Biblia hebrea, este cofre sagrado fue construido por los israelitas cuando estaban acampando en el desierto del Sinaí, tras huir de Egipto. La Biblia hebrea no especifica cuándo huyeron de Egipto, y existe un gran debate entre los estudiosos del tema sobre si alguna vez hubo un éxodo de Egipto. El arca desapareció cuando los babilonios conquistaron Jerusalén en 587 a. C.

El arca tiene poderes aparentemente mágicos, según la Biblia hebrea. En una de las historias, el río Jordán dejó de fluir y se quedó completamente quieto mientras un grupo de sacerdotes que transportaban el arca cruzaba el río. Otras historias describen cómo los israelitas llevaron el arca con ellos a la batalla, donde los poderes del arca ayudaron a los israelitas a derrotar a sus enemigos.

 

Cuando el arca fue capturada por los filisteos, los brotes de tumores y enfermedades afligieron a los captores, obligando a los filisteos a devolver el arca a los israelitas. Otras leyendas describen cómo la muerte acudiría raudo a cualquiera que tocara el arca o mirara dentro de ella. Muy efectivo para espantar a los curiosos.

 

La construcción del arca



Hay dos historias bíblicas que describen la construcción del arca. La primera versión, y la más extendida, se encuentra en el Libro de Éxodo y describe cómo se usó una gran cantidad de oro para construir el cofre sagrado. La segunda versión, que se encuentra en el Libro de Deuteronomio, describe brevemente la construcción de un arca hecha de madera.

Entender las historias que rodean el arca es complicado. Algunos eruditos creen que es posible que se construyeran varias arcas al mismo tiempo o en diferentes momentos de la historia.

 

El arca más famosa



La historia de la construcción del arca contada en el
Libro de Éxodo describe con gran detalle cómo Dios le ordenó a Moisés que les dijera a los israelitas que construyeran un arca de madera y oro, donde, supuestamente, Dios daba instrucciones muy precisas.

"Pídales que hagan un arca de madera de acacia: dos codos y medio (1,1 metros) de largo, un codo y medio (0,7 metros) de ancho, y un codo y medio de altura. Recubra con oro puro, tanto por dentro como por fuera, y haga una moldura de oro a su alrededor". Éxodo 25: 10-11.

 

Los postes hechos de madera de acacia y oro se usaban para transportar el arca y dos querubines (ángeles) debían ser esculpidos en oro y colocados en la tapa del arca. "Los querubines deben tener sus alas extendidas hacia arriba, ensombreciendo la cubierta con ellos. Los querubines deben enfrentarse, mirando hacia la cubierta". Éxodo 25:20. Las tablas grabadas con los Diez Mandamientos fueron colocadas dentro del arca.

La Biblia hebrea ordenó que el Arca de la Alianza se colocara dentro de un santuario móvil conocido como el Tabernáculo. Para impedir que los ciudadanos vieran el arca, colocaron una dentro del tabernáculo, así como un altar y quemadores de incienso frente a la cortina.

Durante el reinado del rey Salomón, el Primer Templo, que es el lugar más sagrado del judaísmo, se construyó en Jerusalén y el Arca de la Alianza se colocó en un santuario interior cubierto de oro, dice la Biblia hebrea.

 

El arca más humilde



El Libro de Deuteronomio, por otro lado, cuenta la historia de la construcción de un Arca de la Alianza mucho más modesta. El libro dice que en un momento dado los israelíes se encontraban adorando a un becerro de oro en lugar de a Dios. Moisés estaba tan enfurecido por esta situación que rompió las tablas de piedra grabadas con los Diez Mandamientos. Dios le ordenó a Moisés que ayudara a crear nuevas tablas grabadas con los Diez Mandamientos y que creara un arca de madera para colocarlas. Moisés puso las tabletas dentro del arca de madera.

 

¿Dónde fue a parar el arca?



No se sabe qué pasó con el arca después de que los babilonios destruyeran el Primer Templo. Según el Libro de los Macabeos, el arca fue escondida en una cueva en el Monte Nebo por el profeta Jeremías, quien dijo que "este lugar permanecerá desconocido hasta que Dios reúna a su pueblo nuevamente y muestre su misericordia". 2 Macabeos 2: 7.

Otra historia cuenta cómo el arca fue traída a Etiopía y que ahora se encuentra en la Iglesia de Nuestra Señora María de Sión en Axum. Supuestamente, solo el Guardián del Arca puede ver este arca.

También hay historias que afirman que el arca se oculta cerca de Jerusalén, en la ciudad de La Meca e incluso en Nueva Guinea.

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Periodista especializada en ciencia y nuevas tecnologías. Ahora mismo soy redactora de contenidos web en la revista Muy Interesante y Muy Historia. Puedes contactar conmigo a través del correo ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo