¿Qué era la Brigada Judía de la II Guerra Mundial?

Formada en 1944, la Brigada Judía era una unidad de infantería del Ejército británico integrada por más de 30.000 voluntarios de Palestina, entonces Mandato británico.

La Brigada Judía en Italia

Según lo establecido por la Sociedad de Naciones tras la Primera Guerra Mundial (1914-1918), Palestina se convirtió en territorio gobernado bajo el protectorado del Imperio británico. Así, fue el gobierno británico quien dio su consentimiento a la creación de una Brigada Judía, con oficiales superiores judíos y no judíos, el 3 de julio de 1944.

Se baraja la cifra de 30.000 judíos, procedentes del Mandato Británico de Palestina, los que se ofrecieron como voluntarios para servir en las Fuerzas Armadas Británicas, de los cuales 734 murieron durante la Segunda Guerra Mundial.

Sobre la Brigada Judía, los periódicos de la época lo tomaron como un "acierto" e, incluso, destacaban que esta iniciativa llegaba con "cinco años de retraso".

Entre sus tareas, además de luchar contra las fuerzas del Eje, también figuraba la búsqueda de supervivientes del Holocausto y prestar ayuda en caso de que estos quisieran emigrar a Palestina.

Bajo el mando del general Ernest Benjamin (1900-1969), de origen canadiense, la Brigada Judía combatió contra los alemanes en Italia desde marzo de 1945 hasta el final de la guerra, en mayo de ese mismo año, y luego fue destinado en Tarvisio, cerca de la frontera entre Italia, Yugoslavia y Austria.

Bajo la bandera sionista como estandarte oficial, el grupo fue trasladado en 1945 a Bélgica y Holanda.

Algunos de los miembros de la Brigada Judía posteriormente pasaron a ser participantes clave del nuevo Ejército de Israel por su experiencia en la Segunda Guerra Mundial.

Historia de un brigadista y una novia de la guerra

Uno de los soldados de la Brigada Judía, Jonathan Mass, se casó en 1946 en una sinagoga de Róterdam con Carry Ulreich, conocida como “la Ana Frank con final feliz”: también estuvo escondida con su familia en un casa de católicos holandeses, pero todos ellos sobrevivieron. Fue una de las denominadas novias de la guerra.

Cuando emigraron a lo que hoy es Israel, ella llevó consigo su diario. En 1949, la siguieron sus padres.

Atrás quedaron los tres años de escondite con la familia Zijlmans, que tenía tres hijos y perdió al mayor durante la guerra de independencia de la antigua colonia de las Indias Holandesas, actual Indonesia (1945-1949).

A pesar de los roces entre católicos estrictos y judíos ortodoxos forzados a compartir el mismo techo, ella los llama en el diario “papá II” y “mamá II”.

Durante décadas, las libretas de la adolescente Carry estuvieron metidas en cajas de cartón, hasta que uno de sus hijos envió el manuscrito a una editorial holandesa.

En 2016, se publicó el diario original, sin censurar ningún fragmento: De noche sueño con la paz. Los diarios de una niña judía que sobrevivió al horror nazi 1943-1945. “El diario no es deprimente. Está lleno de esperanza”. Así lo ha descrito la autora, Carry Ulreich, desde su casa de Tel Aviv.

CONTINÚA LEYENDO