¿Por qué a Leopoldo Alas se le llamó 'Clarín'?

El gran escritor realista español, autor de 'La Regenta', firmaba así sus artículos. Pero ¿cómo surgió el seudónimo?

¿Por qué a Leopoldo Alas se le llamó 'Clarín'?

Leopoldo García-Alas (Zamora, 25 de abril de 1852-Oviedo, 13 de junio de 1901) está considerado como el gran escritor del realismo español del siglo XIX junto con Benito Pérez Galdós. Frente a la del prolífico autor de los Episodios Nacionales, la obra narrativa de Alas es más bien escueta: varias colecciones de cuentos, cuatro novelas cortas y tres novelas mayores. Éstas son Cuesta abajo, Su único hijo y, sobre todo, La Regenta, su obra maestra y cumbre de la literatura decimonónica, que ha sido comparada a Madame Bovary o Ana Karenina por su agudo retrato de la psicología femenina, de las restricciones sociales y religiosas de la época y de la ciudad en que transcurre: Vetusta, reflejo ficticio de la capital asturiana, Oviedo.

De Oviedo era su familia -Leopoldo nació en Zamora porque su padre había sido nombrado gobernador de dicha ciudad, pero en 1859 regresaron a Asturias- y en Oviedo vivió el escritor desde 1883 hasta su muerte. Sin embargo, su seudónimo, 'Clarín', nació en su etapa madrileña. Alas se trasladó a la capital para doctorarse en Derecho y allí asistió a la proclamación y caída de la Primera República y a la Restauración monárquica en la figura de Alfonso XII; y allí también se hizo amigo de los intelectuales krausistas y liberales en torno a los cuales surgiría la Institución Libre de Enseñanza. Asimismo, fue en Madrid donde se inició como periodista y crítico literario, actividad que dio origen al famoso 'Clarín'.

En julio de 1875, Alas entró a formar parte de la redacción de un nuevo periódico llamado El Solfeo. El director de la cabecera pidió a sus jóvenes colaboradores que cada uno eligiera como firma el nombre de un instrumento musical. Así, Leopoldo escogió el clarín y el 2 de octubre de ese año publicó su primer artículo con dicho alias, en una columna titulada Azotacalles de Madrid, y ya siempre firmaría de ese modo. De esta forma, entró en la vida literaria de la época y desde su columna se dedicó a lanzar duras e irónicas críticas contra la clase política de la Restauración, que le hicieron ganar mucha popularidad y no pocos enemigos. Y 'Clarín' quedó eternamente asociado al nombre de pila del gran escritor ovetense.

También te puede interesar:

CONTINÚA LEYENDO