¿Qué ejércitos se enfrentaron en las Guerras del Opio?

Las guerras del opio (1839-1842 y 1856-1860) fueron dos conflictos armados que China y Gran Bretaña libraron por motivos comerciales.

Con el nombre de Guerras del Opio se conocen dos enfrentamientos bélicos que tuvieron lugar en el siglo XIX debido a un choque comercial entre China y el Imperio Británico. La disputa derivó de los acuerdos comerciales que tenían China y los británicos, que según estos últimos les eran poco favorables y no producían beneficios suficientes para las compañías de las islas. Los comerciantes británicos, destacando a la Compañía de las Indias Orientales, encontraron una nueva fuente de ingresos en el opio, una droga obtenida a partir de la planta adormidera, y con ella pretendían compensar el déficit comercial con el gobierno chino al que compraban grandes cantidades de seda, especias y .

La dinastía Qing había prohibido la producción de opio en China debido a que su consumo derivaba en graves problemas sociales y de salud. Los ingleses, negándose a perder los beneficios de la venta de opio, comenzaron a cultivarla en India para después introducirla por el sur de China y venderla. En el año 1830 el consumo de opio entre la población china había alcanzado niveles previos a la prohibición y eso hizo que el emperador Daouguang, alarmado, decidiera destruir remesas de opio (20.000 cajas) traído desde India. Desde ese momento la tensión entre ambos países fue en aumento hasta que estalló en 1839.

Aunque se sucedieron pequeñas escaramuzas y demostraciones de fuerza desde 1834, la Primera Guerra del Opio comenzó oficialmente el 5 de septiembre de 1839, cuando Gran Bretaña le declaró la guerra a China. La gota que colmó el vaso fue la incautación de un gran cargamento de opio por parte del gobierno del país asiático y el asesinato de un civil chino a manos de unos marineros británicos. Los combates se sucedieron hasta 1842 cuando, tras un fallido intento de negociaciones, los británicos se impusieron al tomar con éxito la ciudad de Nanjing. El tratado de paz que puso fin a la Primera Guerra del opio se firmó en esa misma ciudad y China tuvo que renunciar a numerosos privilegios de su acuerdo comercial y cedió Hong-Kong a Inglaterra.

X

La Segunda Guerra del Opio tuvo lugar entre 1856 y 1860. Gran Bretaña empleó el registro del barco Arrow por parte de las autoridades chinas como excusa para iniciar un conflicto que le permitiera ampliar sus privilegios y tomó la ciudad de Cantón. Francia aprovechó la ocasión y se unió a Gran Bretaña utilizando la muerte de un misionero francés en 1856 como justificación. Con la intervención de Rusia y Estados Unidos de por medio, se firmó el tratado de Tianjin en junio de 1858 por el que se ponía fin a las hostilidades y se aseguraba la apertura de más puertos, la libertad de movimiento de extranjeros y misioneros cristianos por el país o la residencia en Beijing para personalidades occidentales. En noviembre se legalizó la importación de opio.

A pesar de haber firmado los acuerdos, China no los ratificó y esto provocó que los enfrentamientos continuaran hasta octubre de 1860, cuando una fuerza franco-británica tomó Beijing y quemó el palacio de verano del emperador. Ese mismo mes se comenzó a negociar un nuevo tratado, la Convención de Beijing, que pondría fin a la Segunda Guerra del Opio y que China firmó con Gran Bretaña, Francia y Rusia.

Continúa leyendo