¿Por qué el rey Carlos IX de Francia prohibió los baños públicos en 1561?

En el siglo XVI, los baños eran lugares de moralidad dudosa que preocupaban a los inquisidores y gobernantes porque servían de escenario para citas amorosas y encuentros eróticos.

¿Por qué el rey Carlos IX de Francia prohibió los baños públicos en 1561?

En el siglo XVI, los baños eran lugares de moralidad dudosa que preocupaban a los inquisidores y gobernantes porque servían de escenario para citas amorosas y encuentros eróticos. A la cruzada se unieron los médicos de la época, convencidos de que el agua era peligrosa para la salud porque contribuía, decían, a propagar enfermedades y reblandecer el organismo. Apoyándose en todo eso y con el fin de preservar la salud física y moral de sus súbditos, el muy católico rey Carlos IX ordenó el cierre de los baños públicos en 1561, en vísperas de las guerras religiosas que iban a desgarrar Francia a lo largo de varias décadas. Sorprendentemente, los burdeles y tabernas nunca fueron clausurados.