La historia real que inspiró 'El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde'

El personaje del Dr. Jekyll, un médico con doble personalidad, está inspirado en un respetable ciudadano de Edimburgo que escondía un oscuro secreto.

Robert Louis Stevenson (1850-1894) describía en su novela El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde la doble personalidad de un respetable médico que, de noche, se transformaba en un tipo malvado y antisocial.

Aunque se trata de un personaje novelesco, el escritor escocés se inspiró en la vida de William Deacon Brodie (1741-1788), un respetado miembro del pueblo de Edimburgo de día que, sin embargo, era un hábil ladrón de noche, aprovechándose de la buena fe de sus vecinos y de su profesión.

Brodie era ebanista, y se dedicaba a construir muebles para los ricos de la ciudad. Como de día tenía libre acceso a las casas en que trabajaba, comenzó a hacer copias de las llaves de sus clientes para entrar a robarles al caer la noche. Empleaba los tesoros de los que se apropiaba, además, en hábitos poco formales para la época: amantes, hijos ilegítimos y un enfermizo hábito de juego.

También te puede interesar:

Nadie sospechó de él hasta su asalto a la Oficina de Impuestos Especiales de Su Majestad en la Corte de Chessel, en el Canongate. Brodie, que era extremadamente inteligente, planeó el robo él mismo, y contó con varios cómplices. Aunque logró escapar de la policía, las cosas no salieron como este astuto delincuente esperaba. Durante una redada, su pandilla fue atrapada, y sus miembros le reconocieron como su líder. Brodie escapó a los Países Bajos, pero fue arrestado en Amsterdam y regresó a Edimburgo para ser juzgado.

Aunque no había pruebas contundentes para condenar a Brodie, todo cambió cuando una búsqueda en su casa sacó a la luz las herramientas que utilizaba para realizar sus chapuzas nocturnas.

Finalmente, fue declarado culpable y condenado a morir en la horca el 1 de octubre de 1788.

Kim Traynor. Wikicommons

Figura que representa a William Brodie, en el mercado de césped de Edimburgo./ Kim Traynor. Wikicommons

Pícaro hasta el final

Brodie no solo se burló de sus convecinos, sino que también trató de burlar a la justicia, y a la propia muerte. Como cuenta The Historical and Heritage Acommodation Guide of Britain, antes de ser ejecutado, Brodie se encargó de sobornar al verdugo con el objetivo de que ignorara un collar de acero que llevaba puesto; este collar teóricamente impediría que la cuerda le asfixiara. No obstante, el collar no fue suficiente, y no logró sobrevivir.

Lo más irónico es que este pícaro fue ejecutado precisamente en una horca diseñada por él mismo. Pero Brodie no abandonó su orgullo ni a las puertas de la muerte. Agonizó delante de 40.000 vecinos, poco antes de jactarse delante de todos  de que de que la horca sobre la que estaba a punto de morir era la más eficiente de su clase.

Al morir, este pintoresco personaje fue enterrado en una tumba sin nombre, en la Iglesia Parroquial de Buccleuch.

¿Cómo sabemos que Robert Louis Stevenson (1850-1894) se inspiró en este personaje para su novela El extraño caso del Dr. Jeckyll y Mr. Hyde?

Pese a que el célebre novelista no coincidió en el tiempo con el ebanista de Edimburgo, la leyenda cuenta que el padre del propio Stevenson poseía muebles fabricados por el propio William Deacon Brodie. Así fue como Stevenson habría sido conocedor de su historia y, al parecer, incluyó aspectos de su vida y su compleja personalidad en la novela.

Laura Marcos

Laura Marcos

Nunca me ha gustado eso de 'o de ciencias, o de letras'. ¿Por qué elegir? Puedes escribirme a lmarcos@zinetmedia.es

Continúa leyendo