¿Cuántos hijos tuvieron Adán y Eva?

Aunque los más conocidos son Caín y Abel por el episodio fraticida que protagonizaron, existen indicios de que Adán y Eva pudieron tener muchos más hijos.

Adán y Eva

En el Génesis, la parte de la Biblia que narra la creación del mundo y el surgimiento del ser humano, se narra cómo Adán y Eva fueron las primeras personas que habitaron el mundo. Tras haber probado la manzana del árbol del conocimiento, fueron expulsados del Jardín del Edén y condenados a vagar por la Tierra y poblarla con su descendencia. Lo que no está tan claro en la Biblia ni en ningún otro texto es cuántos vástagos tuvo la primera pareja que existió y, aunque existen distintas versiones y teorías, parece haber indicios suficientes para aclarar el misterio.

La versión más conocida y común es que Adán y Eva tuvieron en primer lugar a Caín y Abel, los famosos hermanos que terminarían enfrentándose en un combate fraticida. Si nos atenemos a lo que dice el Génesis, la pareja expulsada del Edén concibió como mínimo a otro retoño: “Adán se unión a su mujer, y ella tuvo un hijo, al que puso el nombre de Set, diciendo: Dios me dio otro descendiente en lugar de Abel, porque Caín lo mató”. Sin embargo, en el libro de los Jubileos (que no es considerado canónico) se habla de nueve hijos entre los que habría varias mujeres como Awa y Azura.

En otro fragmento se cuenta que “después de que nació Set, Adán vivió 800 años y tuvo hijos e hijas. Adán vivió en total 930 años”. Con esta frase se refuerza la idea de Adán como padre de todos los hombres sin llegar a entrar en detalles pero dejando claro que el número de hijos e hijas fue muy alto. Por otro lado, hemos de pensar que todos esos hijos siguieron teniendo descendencia (como es el caso de Caín y su hijo Henoc) que procedería, obligatoriamente, de sus propias hermanas o sobrinas. Esta idea no resulta tan extraña si se tiene en cuenta que el incesto y las relaciones entre familiares fueron una práctica común en la antigüedad.

El Génesis, libro donde se incluye esta historia, fue escrito aproximadamente en el siglo VI a.C., coincidiendo con el exilio post-babilónico de los judíos. Desde un punto de vista histórico y científico, se debe considerar como una especie de parábola escrita con el fin de educar a la población y plasmar unos valores o comportamientos concretos más que con una crónica fidedigna. La historia de Adán y Eva y sus descendientes trata precisamente de reflejar la relación entre Dios y el hombre en todos sus aspectos, tanto buenos como malos y que sería utilizado tanto por los judíos como, más tarde, por los cristianos.

A lo largo de los siglos, numerosos estudiosos de todos los campos han decidido centrar su trabajo en las figuras de Adán y Eva y, especialmente, en el aspecto de su descendencia. Sin embargo, cada uno de ellos parece decidirse por fuentes o interpretaciones distintas que hacen que el número de descendientes varíe en cada caso. Otros, por su parte, prefieren conceder al relato un simbolismo puro y respetar la decisión de los escritores del Génesis para mantener esa información oculta.

CONTINÚA LEYENDO