¿Cómo se divertían en las bacanales en el Antiguo Egipto?

Las fiestas que organizaban los cortesanos de clase alta comenzaban con el ofrecimiento a sus huéspedes de guirnaldas y conos perfumados que éstos se colocaban sobre la cabeza.

Las fiestas que organizaban los cortesanos de clase alta comenzaban con el ofrecimiento a sus huéspedes de guirnaldas y conos perfumados que éstos se colocaban sobre la cabeza. No existía una única meda, sino que cada pareja -hombre y mujer si estaban casados o del mismo sexo si era amistad- se sentaba en taburetes ante pequeñas mesas. Al más puro estilo bufete, se instalaba toda la comida sobre una repisa, desde la que las criadas -a veces desnudas- servían los alimentos y la bebida. Mientras que la cerveza era la bebida habitual del pueblo, el vino se reservaba para la aristocracia egipcia, que lo bebía sin recato. "Sírveme dieciocho copas de vino; (...) estoy más seco que la paja", se describe en un texto. Hay dibujos en los que se observa cómo los criados estaban preparados con cuencos junto a sus invitados, esperando el momento en que éstos vomitaran. Bennofer, sacerdote de Osiris, debió de disfrutar sin reparos de estos grandes banquetes, ya que podemos leer en su sarcófago: "Fui uno de aquellos que aman la embriaguez, un señor del bello día". En todas las fiestas había bailarinas y acróbatas, bellas mujeres que "todavía no han tenido hijos", de senos firmes y tirabuzones negros, que generalmente iban desnudas o vestían redes de pescador decoradas con perlas.

Continúa leyendo