¿Cuántos años tienen las pinturas de Altamira?

Las primeras muestras del arte paleolítico de la cueva de Altamira (Cantabria) se dilataron en el tiempo por lo menos 23.000 años, entre 36.000 y 13.000 años antes del presente.

¿Cuántos años tienen las pinturas de Altamira?

 

Las primeras muestras del arte paleolítico de la cueva de Altamira (Cantabria) datan de entre 36.000 y 13.000 años antes del presente.

Durante un periodo que se extiende, al menos, por 23.000 años, los primitivos humanos plasmaron en los 270 kilómetros de cueva su manera de ver el mundo y su relación con la naturaleza, en la que se considera la primera muestra del planeta donde se identificó arte rupestre del periodo Paleolítico Superior y una de las primeras grandes obra pictóricas de la humanidad; tanto es así que la llaman la 'Capilla Sixtinta' del arte rupestre. 

De hecho, análisis expertos confirman que los 'Homo Sapiens¡ que habitaron en esta cueva durante milenios, ya estaban familiarizados con técnicas artírticas como el aprovechamiento de espacio, los grandes formatos, la tridimensionalidad, el naturalismo, la abstracción y el simbolismo.

 

 


Descubiertas en 1868, las cavidades de Altamira,en la región española de Cantabria, están en un excelente estado de conservación debido a un microclima, que se generó como consecuencia de un  derrumbamiento, hace 13.000 años, que bloqueó la entrada. No obstante, las visitas se prohibieron al público en 1979, dado que existía riesgo de que este microclima se viera afectado. No obstante, para los apasionados de la paleontología, fieles réplicas de estas obras pictóricas de los albores de la humanidad están disponibles para visitar en el Museo de Altamira y la Neocueva.

 

¿Cómo conocemos la antigüedad de las cuevas?

Dirk Hoffmann, investigador del Programa de Geocronología del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH), ha realizado la datación por series de Uranio sino de las costras de calcita que se sitúan por encima de las figuras pintadas. Hoffmann asegura que este método no tiene las limitaciones que impone la prueba del carbono 14 AMS, utilizada frecuentemente en las dataciones, y que solo es aplicable a un reducido número de motivos rupestres realizados con materia orgánica. Gracias al procedimiento de series del Uranio no hay perjuicios para la conservación de las pinturas, ya que no hace falta extraer materia colorante alguna de las imágenes. "En consecuencia, no afecta al arte rupestre, a diferencia de lo que ocurre con la técnica del carbono 14 AMS, y se garantiza su integridad", añade.

Manos de Altamira con técnica aerográfica

 

 

La mayoría de las pinturas de la cueva de Altamira representa animales, como bisontes, ciervos, caballos y cabras. Pero muchos otros motivos todavía son un misterio para los científicos. Los simbolismos llamados "tectiformes" muestran patrones indeterminados, algunos con aspecto de red o tela agujereada.

También es interesante la técnica empleada en la realización de las pinturas. Solía usarse la técnica del trazado en negro con lápiz de carbón, y luego el relleno de la figura con pintura roja o amarillenta. Pero algunas técnicas son aún más sofisticadas, como la aerografía, como muestran las manos en positivo de la imagen superior.

 

En cualquier caso, la comprendamos o no en su totalidad, se trata de una fascinante obra maestra de la humanidad en los albores de su creatividad.

CONTINÚA LEYENDO