¿Cuándo se inauguró el Canal de Panamá?

El 15 de agosto de 1914 se inauguró oficialmente el Canal de Panamá, aunque las obras había finalizado en 1913. Desde el comienzo de su construcción en 1881 murieron entre 6.000 y 12.000 hombres.

El Canal de Panamá lo comenzó a construir Estados Unidos en 1902, tras el fracaso del intento francés en 1880. El objetivo era acortar los viajes comerciales, reducir costos y obtener más ganancias. Y lo consiguieron. A partir de la inauguración del Canal de Panamá, los buques ahorraron la cifra, nada desdeñable, de 15.000 km de viaje.

Se levantó el Canal para poder lograr una ruta de navegación interoceánica que comunica el mar Caribe y el océano Atlántico con el océano Pacífico, a través del tramo más angosto del istmo de Panamá.

Hoy en día, para pasar de un lado a otro del canal panameño los barcos deben atravesar tres juegos de exclusas que cumplen la función de nivelar la cantidad de agua entre un tramo y otro para acompañar el pasaje del barco. En total el canal mide 78 kilómetros y se eleva 26 metros sobre el nivel del mar para atravesar a lo ancho todo el país.

Más de un siglo después de su inauguración, los países que más lo utilizan como vía marítima de transporte comercial son: Estados Unidos, Chile, China, Japón y Colombia.

Lo cierto es que la finalización con éxito del Canal de Suez en 1869, animó a los franceses a lanzarse a un proyecto aparentemente similar; en este caso: conectar los océanos Atlántico y Pacífico, confiando en que podría llevarse a cabo con escasa dificultad.

Pero, en aquel intento de abordar la construcción a los ingenieros galos se les presentaron varios problemas: los cauces de los ríos que debía cruzar el canal y, el problema más grave de todos, las enfermedades tropicales (la malaria y, sobre todo, la fiebre amarilla). Como no se conocía en ese momento cómo contraían estas enfermedades, todas las precauciones en contra de estas estaban condenadas al fracaso.

Sin embargo, el gobierno galo no cejó en su empeño y en 1888 contrató una enorme fuerza laboral de 20.000 personas. Ocho años después, la compañía constructora francesa quebró. En ese momento, Francia le cedió a Estados Unidos los derechos de explotación y construcción del Canal de Panamá y el control de la zona en torno al mismo.

Los estadounidenses habían comprado el canal como un proyecto ya en marcha, y conservó a todos los trabajadores del canal. Habían heredado el proyecto galo con un gran revoltijo de edificios, infraestructuras y equipos, muchos de los cuales habían sido víctima de quince años de abandono en el entorno hostil de una selva muy húmeda.

El proyecto en manos americanas

En 1904, se reanudaron las obras y aunque no fue fácil porque la infraestructura se desmoronaban. Los primeros años de trabajos americanos fueron los más difíciles del proyecto, también se consideran los decisivos.

En ese mismo año, Panamá se independiza de Colombia.

Y recién nacida república de Panamá concedió a Estados Unidos los derechos a perpetuidad del canal, y una amplia zona de ocho kilómetros a cada lado, a cambio de una suma de 10 millones de dólares y una renta anual de 250.000 dólares.

Las obras finalizaron en 1913 y su inauguración la realizó el barco a vapor “Ancón” que realizó la primera travesía por el canal panameño el 15 de agosto de 1914.

También te puede interesar:

Continúa leyendo