¿Cómo era la Ruta del Cacao?

Desde fines del siglo XVI, la ruta era transitada a diario para transportar el cacao sembrado y cosechado en Chuao con destino a la Región del Centro de Venezuela.

Plaza del secado de cacao (Chuao)

Se trata de un sendero de 50 kilómetros, desde Turmero –en el estado venezolano de Aragua– hasta la bahía de Chuao en el mar Caribe de Venezuela.

Siglos atrás, este sendero era utilizado por comerciantes de cacao –y otros alimentos–, de ahí que el camino se acuñase como “Ruta del Cacao”.

Una de las características más destacadas de la industria de cacao en Chuao era la gran permisibilidad por parte de los administradores de las haciendas daban a sus esclavos, quienes casi todos vivían en pequeños sembradíos conocidos como “haciendillas”.

Con el apoyo del rey Felipe V, y durante más de cincuenta años (1730-1785), la Real Compañía Guipuzcoana monopolizó la industria del cacao, que entraba y salía de Venezuela por embarcaciones desde la bahía de Chuao. Actividad que proporcionó gran influencia en el desarrollo económico, social y político de la colonia.

Los colonos y mercancías viajaban hacia Caracas por una ruta ya establecida que atravesaba la montaña hacia la ciudad de Caracas.

Esa fue la ruta que, después de las rebeliones de los esclavos a fines de 1749, usaron los pobladores afrovenezolanos para vender el cacao a las ciudades de Venezuela, especialmente quienes tenían sus pequeñas haciendas en las lomas más elevadas de la montaña.

Los pobladores traían el cacao de las sierras y montañas de la tierra que actualmente ocupa la falda norte del parque nacional Henri Pittier, donde había grandes montes y arboledas de cacao silvestres donde se criaban, subían y se descollaban sobre las colinas de la montaña.

Hoy día es un camino muy visitado por excursionistas venezolanos y extranjeros debido al atractivo que ofrece el Parque Nacional Henri Pittier y la playa de Chuao.

Durante el recorrido se pueden observar imponentes cascadas y la playa se presenta como la perfecta recompensa tras haber culminado el largo recorrido.

COMENTARIOS