Híbridos de fábula

Las criaturas mitológicas, producto de nuestra imaginación, son especialmente excitantes si se trata de seres que pertenecen al mundo animal o si son híbridos entre animales y humanos.

Aunque todos los protagonistas de mitos y leyendas están impregnados de fantasía, hay un tipo de personajes que consiguen disparar aún más nuestra imaginación por su condición de híbridos fabulosos. Son aquellos seres mitad animales, mitad humanos que escriben historias llenas de magia. Entre ellos están las sirenas, unas espléndidas criaturas hipnóticas que aparecieron por primera vez en una isla de Italia. Griegos y egipcios las imaginaron con rostro y torso de mujer y cuerpo de ave, pero pasarían a nuestro imaginario con cola de pez en lugar de cuerpo de ave, tal como empezaron a describirlas los primeros textos escritos donde aparecen, como la Odisea de Homero, donde se advierte de los peligros del seductor canto de estas criaturas que se encuentran entre dos mundos. Su tarea es embelesar a los marineros para que naufraguen, pero sus malas intenciones no son lo primero que asociamos a ellas, gracias a la protagonista del cuento de Andersen La sirenita, que hace precisamente lo contrario: salvar a su amado príncipe de un naufragio.

También con bello rostro de mujer y cuerpo de ave dibujaba Hesíodo a las arpías, que se valían de su capacidad de volar para robar comida. Sin embargo, en versiones posteriores se transformarían en criaturas maléficas con horrendo rostro femenino y afiladas garras que traían consigo toda clase de males, como pestes y otras enfermedades. En el lado de los “mitad hombres, mitad animales” con carácter, pero de buen corazón, encontramos a algunos de los míticos centauros, con rostro y tronco humanos sobre patas de caballo. Aunque muchos de ellos eran considerados salvajes e indisciplinados, han pasado a la historia literaria algunos como Folo o Quirón: el primero, un amable amigo de Heracles que fue considerado un gran sabio; el segundo, maestro de héroes como Aquiles, Ajax o Teseo, entre otros, que además de buen preceptor sería un excelente médico.

 

Pequeños seres de los bosques

Si los mares, las puertas del inframundo y las islas recónditas son terreno fértil para la presencia de criaturas fantásticas, los misteriosos bosques también están llenos de seres mágicos. Allí habitan los gnomos, prácticamente desconocidos en España hasta que llegó a nuestras pantallas la serie David el gnomo pero muy populares en la mitología nórdica y centroeuropea desde hace siglos. El alquimista Paracelso los describía en el siglo XVI como seres fantásticos que podían desplazarse por el interior de la tierra y eran buenos conocedores de sus secretos, siendo los guardianes del oro y la plata. Tanto por su aspecto como por su labor, son muy distintos de los elfos de la mitología germánica y escandinava, quienes viven cientos de años en los bosques, fuentes o cuevas, tienen poderes sobrenaturales y resultan inconfundibles gracias a sus largas orejas puntiagudas.

Muy parecidos a ellos, los duendes comparten con los elfos la característica forma de la oreja. Su labor es cuidar de la naturaleza y del bosque, aunque se los asocia con frecuencia a las casas, y de hecho se cree que están relacionados con los dioses domésticos menores del Imperio romano, los genium loci, cuya misión era proteger el hogar. Un tipo de duende que en el norte de España se ha hecho muy popular son los traviesos trasgos, que disfrutan con bromas como cambiar las cosas de lugar. Y también relacionados con los elfos, ya que se cree que son descendientes de ellos, en los mundos fantásticos encontramos con frecuencia a los drows, unas criaturas subterráneas que cuando tuvieron la opción de elegir entre el bien y el mal se decantaron por lo segundo y fueron expulsadas a las cuevas del subsuelo. Uno de sus poderes es la visión infrarroja, ya que la luz blanca les ciega por vivir en tinieblas.

 

Más información sobre el tema en el artículo El sueño de la razón de Beatriz González.Aparece en el MUY HISTORIA, dedicado a Dioses y mitos de todas las culturas. Viaje histórico por un mundo imaginario. Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@zinetmedia.es. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más. Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Historia en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

Continúa leyendo