¿Cuándo se detonó la primera bomba atómica?

Tanto las potencias occidentales como la Unión Soviética pugnaron por fabricar el arma más letal. Su experimentación se convirtió en una carrera armamentística amenazada por las tensiones de la Guerra Fría.

La primera detonación experimental de una bomba de fisión fue realizada por Estados Unidos el 16 de julio de 1945 en Alamogordo, Nuevo México, con el nombre en clave de Trinity. Se trataba de una bomba de plutonio de 20 kilotones (1 kt = 1.000 toneladas de TNT). El éxito de este ensayo influyó sobre otros países. La Unión Soviética probó su primera bomba atómica en 1949, Francia en 1960 y China en 1964.

En noviembre de 1952, Estados Unidos explosionó la primera bomba de hidrógeno o de fusión en una isla del Pacífico; la Unión Soviética le siguió en 1953, Gran Bretaña en 1957, China en 1967 y Francia en 1968. La experimentación se había convertido en una carrera armamentística, cuyo peligro se vio acentuado por las tensiones de la Guerra Fría y la Crisis de los Misiles de Cuba en octubre de 1962.

En 1963, más de cien países –con las notables excepciones de Francia y China– firmaron el tratado acordado entre Estados Unidos, la Unión Soviética y Gran Bretaña para frenar las pruebas nucleares en la atmósfera, bajo el agua o en el espacio exterior.

No obstante, el tratado permitía pruebas subterráneas, no implicaba reducción de armamento nuclear y no restringía su producción y tampoco su uso en tiempo de guerra. Las pruebas prosiguieron hasta que en 1996 todas las principales potencias firmaron en Naciones Unidas el Tratado de Prohibición Total de las Pruebas Nucleares (CTBT). A partir de ese momento los países firmantes del acuerdo no han vuelto a hacer ensayos nucleares reales, sino que estos tests se realizan por ordenador.

¿Cuál ha sido la explosión más potente?

El 30 de octubre de 1961, en plena Guerra Fría, durante unas pruebas nucleares en una isla del archipiélago de Nueva Zembla (Rusia septentrional), la URSS hizo explotar una bomba de 50 megatones, equivalentes a 50 millones de toneladas de TNT. Conocida como Zar, se trata del artefacto bélico más destructivo jamás detonado, con una potencia diez veces superior a la de todos los explosivos usados en la Segunda Guerra Mundial. Zar, una bomba H de fisión-fusión, medía ocho metros de longitud por dos de altura y pesaba 27 toneladas. El resplandor que produjo se pudo contemplar a 1.000 km de distancia y el hongo atómico generado alcanzó 64 km de altura.

¿Se atacó con armas nucleares a España?

El 17 de enero de 1966, un B-52 de Estados Unidos que transportaba cuatro bombas de hidrógeno chocó contra su avión nodriza durante una maniobra de abastecimiento en vuelo. Ambos explotaron y las bombas –más potentes que las de Hiroshima y Nagasaki– cayeron sobre Palomares (Almería). Dos de ellas se abrieron creando una nube radioactiva. Los gobiernos americano y español organizaron una espectacular operación de limpieza y control radiológico que todavía se mantiene en la actualidad.

Apenas dos meses después de la catástrofe, Manuel Fraga Iribarne –entonces ministro de Información y Turismo– se bañó en las playas de la Vera, zona afectada por la detonación de las cuatro bombas estadounidenses.

CONTINÚA LEYENDO