El rincón de Stendhal

Personajes que pasaron encerrados más de una cuarentena

Son muchos los personajes históricos que, por un motivo o por otro, fueron encerrados durante bastante más tiempo que cuarenta días.

La teoría del caos, de firma hipersimplificada y muy resumida, dice que un sistema complejo formado por muchas variables tenderá a fallar en un punto u otro ya que no todas pueden ser controladas. Pues bien, resulta que a pesar de que nos empeñemos en tener organizado y controlado cada mínimo detalle hay cosas que no podemos controlar. Por mucho que uno se esfuerce en hacer de su vida lo que desea, la realidad es que somos causa y consecuencia de nuestras circunstancias.  

La expansión de la COVID-19 hasta alcanzar el nivel de pandemia ha dado lugar a situaciones que gran parte de la población mundial nunca se imaginó que viviría y ha forzado a diversas sociedades a mantenerse aislados en una cuarentena para frenar los contagios. Y es que el encierro (por cuarenta días o por mucho más) lleva siendo un sistema útil y efectivo desde hace siglos para toda clase de fines y toda clase de personajes, anónimos y conocidos, de la historia. Aquí algunos ejemplos:

 

Juana I de Castilla

La primogénita de los Reyes Católicos fue encerrada en Tordesillas por orden de su propio padre para que no interfiriese en las labores de gobierno y alegando su supuesta “incapacidad mental” como principal razón.  Cuando su hijo Carlos asumió la corona tras la muerte de Fernando, decidió mantener a Juana en prisión.

 

Voltaire

El polímata francés estuvo preso en la Bastilla durante varios periodos de su vida. Principal figura de la Ilustración en Francia, fue arrestado y hecho prisionero por orden del duque de Orleans, contra quien había escrito una divertida y escabrosa sátira en relación a sus amoríos con la duquesa de Berry.

 

Clemente VII

El saqueo de Roma del 6 de mayo de 1527 pilló al papa Clemente VII en la Santa Sede, desde donde pudo escapar de alemanes y españoles a través de un corredor secreto que comunica la Ciudad del Vaticano con el Castillo Sant’Angelo. Allí permaneció primero por voluntad propia y más tarde retenido por la fuerza hasta que acordó pagar un rescate de 400 000 ducados para salvar la vida.

 

Princesa de Éboli

Ana Mendoza de la Cerda, más conocida como la princesa de Éboli, estuvo encerrada en el Palacio ducal de Pastrana durante casi una década. Se dice que era la amante de Felipe II durante el matrimonio de este con Isabel de Valois pero su ambición e intrigas palaciegas no gustaron nada al rey, que la descubrió a consecuencia de unas injurias lanzadas por ella contra la corona, y decidió encerrarla.

 

Ana Bolena

La segunda esposa de Enrique VIII fue detenida y llevada a la Torre de Londres en mayo de 1536 bajo acusaciones de adulterio, incesto y alta traición a la corona. La realidad era que el monarca quería quitársela de en medio, entre otras cosas, por no haberle dado un hijo varón. El final de su encierro supuso su ejecución.

 

César Borgia

Quien se convertiría en el papa Alejandro VI fue encerrado en el Castillo de la Mota de Valladolid por orden de Fernando el Católico. El preso escapó en 1506 descolgándose por la torre del homenaje con unas sogas y consiguió huir a Navarra.

 

María Antonieta

La esposa de Luis XVI estuvo encerrada en la fortaleza del Temple hasta agosto de 1792, cuando la trasladaron a una celda en la prisión de la Conciergerie. Un año después fue puesta a disposición de un tribunal revolucionario y guillotinada a la mañana siguiente.

 

Gaspar Melchor de Jovellanos

El escritor y político español fue arrestado en marzo del año 1801, tras la destitución de Urquijo y la vuelta al poder de Godoy, y llevado al castillo de Bellver en Mallorca. No sería puesto en libertad hasta 1808, cuando el Motín de Aranjuez forzó la salida del país de Godoy.

 

Adolf Hitler

Hitler fue condenado a cinco años de prisión por el intento de golpe de estado de Ludendorff (1923). Sus partidarios consiguieron que su estancia en la celda nº7 de la fortaleza Landsberg fuese bastante cómoda, con una celda amplia y sin pasar hambre. Durante este tiempo dictó partes de su libro Mein Kampf y tras nueve meses de prisión fue puesto en libertad por buena conducta.

 

Nelson Mandela

Quizá sea una de las figuras históricas modernas más conocidas que pasaron una larga temporada en prisión. Mandelafue arrestado en 1962 por, entre otros delitos, defender el orgullo negro en la Sudáfrica del Apartheid. Durante sus 27 años de cautiverio fue llevado a varias prisiones pero esto no impidió que su lucha continuase y que la comunidad internacional le demostrara su apoyo. Fue puesto en libertad el 11 de febrero de 1989.

Continúa leyendo