Las frases más célebres de Luis Buñuel

Buñuel falleció en Ciudad de México (México) el 29 de julio de 1983.

El director de cine español Luis Buñuel es considerado uno de los más importantes e innovadores directores de la historia del cine. Sus últimas palabras fueron: “Ahora sí que muero”.

 

Buñuel estableció los estándares para el cine de vanguardia:



Aprendió el oficio de Jean Epstein.

Epstein trabajó en una adaptación de 'La caída de la casa de Usher' de Edgar Allan Poe cuando fue asistido por Buñuel. Advirtió al aspirante a director de sus "tendencias surrealistas", pero Buñuel no se intimidó. Al observar la capacidad de Epstein para vincular el cine y el impresionismo, tuvo la oportunidad de delinear su propio camino irracional.



Un Perro Andaluz fue coescrito con Salvador Dali.

Dalí y Buñuel se conocieron en la universidad de Madrid y se convirtieron en colaboradores cercanos. Para su debut en 1929, Buñuel creó una película de 16 minutos de duración de escenas no relacionadas que conmocionó a la audiencia. Siguiendo el principio de que "ninguna idea o imagen que pudiera prestarse a una explicación racional de ningún tipo sería aceptada", introdujeron oficialmente el surrealismo en el arte del cine.



Esperó 20 años para hacer 

"Realmente, ya no estaba interesado en hacer la película, y no probé ninguna innovación. Sigue siendo la película que concebí en 1930, pero creo que es fiel al espíritu de Emily Brontë. Es una película muy dura, sin concesiones, y respeta la actitud de la novela hacia el amor ", dijo Buñuel de la película que tardó 20 años en completarse debido a dificultades financieras. Se estrenó como 'Abismos de pasión'.



Su L'Age d'Or fue prohibida en los cines.

El primer largometraje de Buñuel llegó en 1930 y perturbó al público. Como una crítica de cinco capítulos de la fe católica, la película cuestionó todas las formas convencionales de la vida social. Fue prohibido en Francia y retirada de la distribución. Fue reeditada en 1979.



Nunca se regocijó de su éxito.

Ganó tres veces un Oscar a la mejor película de habla no inglesa, pero el director español se indignó por los aplausos. Comentó sobre los premios de Hollywood: "Nada me disgustaría más moralmente que ganar un Oscar"...

 

Sus frases más famosas:

 

“Un paranoico, como un poeta, nace, no se hace”.

 

“Admiro al hombre que permanece fiel a su conciencia, cualquier cosa que ésta le inspire”.

 

“Una cosa lamento: no saber lo que va a pasar. Abandonar el mundo en pleno movimiento, como en medio de un folletín. Yo creo que esta curiosidad por lo que suceda después de la muerte no existía antaño, o existía menos, en un mundo que no cambiaba apenas. Una confesión: pese a mi odio a la información, me gustaría poder levantarme de entre los muertos cada diez años, llegarme hasta un quiosco y comprar varios periódicos. No pediría nada más. Con mis periódicos bajo el brazo, pálido, rozando las paredes, regresaría al cementerio y leería los desastres del mundo antes de volverme a dormir, satisfecho, en el refugio tranquilizador de la tumba”.

 

“El amor sin pecado es como el huevo sin sal”.

 

“Salvador Dalí sedujo a muchas mujeres, en especial a mujeres norteamericanas; pero estas seducciones acostumbraban habitualmente a consistir en hacerlas acudir a su apartamento, desnudarlas, freír un par de huevos, colocarlos en los hombros de la mujer y ponerla de patitas en la calle sin haber articulado ni una sola palabra”.

 

“La ciencia no me interesa. Ignora el sueño, el azar, la risa, el sentimiento y la contradicción, cosas que me son preciosas”.

 

“ El misterio es el elemento clave en toda obra de arte”.

 

“No me gustan mucho los ciegos, como a la mayoría de los sordos”.

 

Continúa leyendo