La Noche de las Barricadas: violencia en el París del 68

El 10 de mayo de 1968, los movimientos estudiantiles y las fuerzas policiales tuvieron violentos enfrentamientos en las barricadas del Barrio Latino de París.

En 1968, de forma esporádica y casi simultánea, sociedades de todo el mundo rompieron su silencio. El establishment que había surgido en Europa y Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial y la tensa situación que se vivía debido a la Guerra Fría dieron lugar a una generación conformista y reprimida cuyos hijos conseguirían que regímenes y gobiernos dictatoriales o semi-autoritarios se pusieran realmente nerviosos. Las protestas contra la Guerra de Vietnam, la Primavera de Praga o Mayo del 68 se levantaban como mareas imparables. Aunque este último planteó una visión idealizada de la revolución, sucesos violentos como la Noche de las Barricadas devolvieron a los estudiantes a tierra firme.

El caso de París fue uno de los acontecimientos más destacados de la segunda mitad del siglo XX en la Europa occidental y el paso del tiempo lo ha convertido en un símbolo revolucionario y contracultural, idealizando sus valores y lo ocurrido. La imposición de la universidad de Nanterre de una segregación sexual hizo que numerosos movimientos estudiantiles se organizaran y acabaran tomando el rectorado. Aunque se cerró la facultad para impedir que siguieran allí, el efecto de esa protesta generó un eco enorme y derivó en un rechazo al sistema capitalista, al imperialismo y a las guerras que se libraban en el momento.

Miles de estudiantes marcharon entonces a la Sorbona mientras cantaban la Internacional comunista y gritaban cosas como “¡Prohibido prohibir!” o “Sé realista, pide lo imposible”. Temiendo destrozos, la universidad más importante de París autorizó la entrada de las fuerzas policiales enviadas por De Gaulle tras rechazar cualquier tipo de negociación con los protestantes. El desalojo se llevó a cabo con éxito y los estudiantes, cada vez más convencidos y con más apoyos, fueron al Barrio Latino y levantaron barricadas de hasta tres metros de altura usando adoquines, coches volcados y mobiliario público.

La noche del 10 de mayo un gran contingente de policías se enfrentó a los estudiantes y viandantes del Barrio Latino, quienes presentaron una férrea resistencia que desembocó en el peor episodio de violencia de Mayo del 68. El día 11 amaneció con 500 detenidos y 3000 heridos en los hospitales de la capital francesa. Cristales rotos, barricadas semiderruidas y coches en llamas pasaron a ser parte del Barrio Latino.

Si Francia entera había estado pendiente de lo que sucedía en París y mostraba cierta simpatía hacia los estudiantes, la represión y violencia de lo que pasaría a llamarse la ‘Noche de las Barricadas’ hizo que su popularidad aumentase y provocó el apoyo de los sindicatos laborales que convocaron una huelga general que sería secundada por hasta 9 millones de trabajadores.

Continúa leyendo