La disolución del IRA Auténtico

Esta escisión del Ejército Republicano Irlandés apareció en 1997 y mantuvo su actividad armada hasta octubre de 2002.

El día 20 de octubre desde 2002, desde la prisión de Portlaoise (en el centro de Irlanda), los líderes del Ejército Republicano Irlandés Auténtico emitieron un comunicado en el que anunciaban la disolución oficial del grupo paramilitar y el fin del uso de la violencia. En él se reconocía la superioridad táctica y armamentística del ejército británico y la imposibilidad de conseguir una victoria real sobre este, admitiendo la “inutilidad de la lucha armada”.

El IRA estableció el uso de la violencia como método para alcanzar la reunificación de Irlanda en 1972, tras los acontecimientos del Domingo Sangriento en los que una brigada de paracaidistas británicos abrió fuego contra los manifestantes y mató a 14 personas. El IRA se enfrentó a los unionistas probritánicos tanto militar (contra la Fuerza Voluntaria del Úlster) como políticamente a través de su partido, el Sinn Féin, hasta que en 1997 los líderes de ambos bandos se sentaron a la misma mesa y el 10 de abril de 1998 firmaron los Acuerdos de Viernes Santo. Fue precisamente en este momento cuando una sección del IRA que se negaba a aceptar el alto el fuego se separó y fundó el IRA Auténtico, con Michael McKevitt a la cabeza.

Entre 1997 y 1998, se cree que esta escisión del IRA fue responsable de 10 atentados con bomba y el 15 de agosto de ese último año llevó a cabo un ataque con coche bomba en la plaza del mercado de Omagh, una localidad en Irlanda del Norte en la que murieron 29 personas y resultaron heridas más de 200. Por accidente o por haber obtenido información errónea, la policía despejó la zona de los tribunales de Omagh y llevó a los civiles hacia una zona comercial, precisamente donde estaba la bomba. El rechazo a esta acción, la más mortal de todo el conflicto irlandés, fue generalizado e incluso el IRA Auténtico emitió un comunicado disculpándose por la muerte accidental de civiles. En 2009 se condenó a Michael McKevitt y otros tres miembros del IRA (todos ellos ya en prisión) como responsables del atentado.

Después de este brutal ataque, las autoridades redoblaron esfuerzos y fueron descabezando poco a poco a la organización y esto llevó al anuncio de 2002. Con todo, una parte del grupo se negó a aceptar su disolución y formó una nueva escisión. En 2012, los restos del IRA Auténtico y otros reducidos grupos armados se unieron para formar el Nuevo IRA y continuar con ataques y atentados. El más reciente fue el asesinato de la periodista Lyra McKee en abril de 2019.

Continúa leyendo