Historia del Día del Orgullo LGTBI

La redada policial en Stonewall Inn desembocó en varios días de disturbios y se considera el origen del movimiento LGTBI.

En la madrugada del 28 de junio de 1969, más de media decena de policías de Nueva York entraron en el pub Stonewall Inn del Greenwich Village para hacer una redada. El pequeño local propiedad de la mafia era uno de los escasos lugares en los que los miembros de la comunidad LGTBI podían socializar y ser ellos mismos abiertamente y, aunque las redadas eran algo común, aquel día desembocaron en una serie de disturbios y protestas que darían lugar al movimiento por los derechos de este colectivo y al Día del Orgullo LGTBI.

Los motivos que justifican la presencia de la policía en el pub son muy dispares según a quién se pregunte, aunque los más repetidos son que el bar estaba sirviendo alcohol sin licencia y que los dueños no habían pagado su parte a la policía para que les dejasen tranquilos. Lo cierto es que, en los 60, la “incitación” a comportamientos homosexuales estaba reconocida como delito y penada en los Estados Unidos, por lo que el acoso por parte de las fuerzas del orden y la sociedad contra gais, lesbianas, transexuales y travestidos era algo más que común. Los cinco días previos a la redada de Stonewall se habían producido numerosos casos similares.

Mientras la policía arrestaba a muchas de las 200 personas que estaban en el Stonewall Inn esa noche y comprobaba, como indicaba la ley, que llevaban tres prendas moralmente apropiadas y acordes con su género, las afueras del bar empezaron a llenarse con una multitud que estaba demasiado acostumbrada a esa situación. La diferencia respecto a otros días fue que los arrestados se resistieron, movidos según testimonios por la acción de algunos transexuales y travestidos. La policía se vio ampliamente superada, se encerró en el bar y pidió refuerzos pero la comunidad LGTBI había sobrepasado su límite.

Durante los días siguientes, la ciudad de Nueva York se llenó de protestas y disturbios que, muy acorde a lo que ocurría en los 60 con otros colectivos o movimientos, reclamaban no solo el tener lugares en los que poder mostrar su orientación sexual libremente, sino el reconocimiento de unos derechos y libertades que les negaban. Los disturbios de Stonewall sirvieron para que la comunidad LGTBI se uniera bajo una causa común y se organizara como movimiento social, exigiendo sus derechos con un mismo y único clamor. Para conmemorar lo que fue el inicio de una marea que se volvería imparable, en junio de 1970 tuvieron lugar las primeras marchas públicas de la comunidad LGTBI en Nueva York y Los Ángeles, las cuales derivarían en las Pride Parades o cabalgatas del Día del Orgullo.  Precisamente el Día del Orgullo LGTBI se celebra el 28 de junio para recordar los sucesos que supusieron el comienzo de este movimiento.

Desde entonces la celebración de este día se ha convertido en un evento internacional en el que las principales ciudades del mundo se llenan de banderas arco iris y desfiles que siguen reclamando la libertad sexual para todas las personas. En 2016, el presidente de los Estados Unidos Barack Obama reconoció el Stonewall Inn como monumento nacional, el primero relacionado con la lucha por los derechos LGTBI, y en 2019, coincidiendo con el 50 aniversario de los disturbios de Stonewall, el Departamento de Policía de Nueva York se ha disculpado por lo ocurrido y ha reconocido que “su actuación fue equivocada”.

CONTINÚA LEYENDO