Vídeo

Golden Gate, el puente más famoso del mundo

Aunque ya no sea el puente más largo del mundo, sí que es el más famoso. Hablamos del Golden Gate.

 

Aunque ya no sea el puente más largo del mundo, sí que es el más famoso. Se trata del Golden Gate, un puente colgante situado en California (EE. UU.) que une los dos extremos de la bahía sur de San Francisco. Golden Gate es, asimismo, el nombre del estrecho en el que está construido el famoso puente, que comunicaba Europa, de ahí el nombre de 'Puerta Dorada' o 'Golden Gate.

 

Antes de construirse el rojizo puente, la única forma de cruzar la bahía de San Francisco era en ferry. Debido a la densa niebla que se acumula normalmente en la zona, los paseos en ferry se convertían en un auténtico suplicio, casi como vivir una 'operación salida' continua.

 

Para solucionar este problema de casi 3 kilómetros de largo que separaban los dos extremos, llegó el arquitecto Joseph Strauss. Fue el ingeniero jefe del proyecto y con él la construcción comenzó el 5 de enero de 1933 no sin antes resolver toda una suerte de problemas.

 

Lo curioso es que Strauss murió en Los Ángeles (California), justo un año después de la conclusión del Golden Gate, revolucionando el diseño de puentes basculantes con su lustroso Golden Gate.

 

Remontándonos a sus inicios, el puente fue inaugurado el 28 de mayo de 1937. Hecho de acero, tuvo un coste de 35 millones de dólares. Cuenta con 6 carriles para vehículos, pasos para peatones y también bicicletas.

 

Para el diseño arquitectónico del puente Strauss hizo todos los cálculos posibles: la resistencia a seísmos, la oxidación, la fuerza del viento... tuvo que introducir bastantes innovaciones puesto que había que batir la mayor distancia hasta la fecha para los apoyos del puente y lograr alturas nunca vistas.

 

Pero Strauss se tomó la seguridad del proyecto muy en serio. Solo murieron 12 personas durante su construcción, porque, entre otras cosas, hizo colocar una red bajo el puente.

 

La cifra insólita de muertes en el Golden Gate tiene otra siniestra asociación. Más de 300.000 personas han saltado al vacío desde el Golden Gate, algo que Strauss ni nadie podría haber predicho.

 

Ser un prodigio de la ingeniería civil no ha evitado que se convierta en un punto negro mundial de suicidios.

 

CONTINÚA LEYENDO

COMENTARIOS