¿De dónde viene la expresión ser de izquierdas o de derechas?

Estas dos asignaciones políticas están muy inmersas en nuestro lenguaje del día a día pero, ¿cuál es su origen?

 

Todo comenzó en Francia en el siglo XVIII durante la Revolución Francesa, concretamente cuando se forma la Asamblea Nacional en 1789 tras la toma de la Bastilla. Uno de sus objetivos era la elaboración de una constitución y la toma de decisiones en relación al futuro político del país. Los políticos se reunían divididos en tres zonas en función de su ideología política. Al parecer, esta primera separación por ideologías fue aleatoria y sucedió en Versalles.

Los políticos estaban debatiendo sobre el derecho a veto del rey sobre las decisiones que tomase la Asamblea y en relación a esto se formaron tres grupos: uno de ellos estaba a favor de que el monarca pudiera tumbar las decisiones que se tomaban en la Asamblea; otro estaba en contra y contemplaba la opción del veto sostenido y, por último, había un grupo de indecisos.

Como hemos dicho, durante esta primera reunión cada grupo de colocó de manera aleatoria en la sala pero lo curioso es que esta distribución se mantuvo posteriormente. A la derecha del presidente se sitúo el grupo de la Gironda, los girondinos, y a la izquierda el grupo de la Montaña, los jacobinos. En el centro se mantuvieron las personas indecisas o no partidistas, conocidos como la Marisma.

Lo que defendía cada una de estas ideologías era lo siguiente: los de la izquierda eran partidarios de una nueva constitución, y entre ellos se encontraba, desde el primer día, Robespierre. Y, como ya hemos dicho antes, estos eran los partidarios del veto sostenido. Los de la derecha eran los defensores del poder real y estaban a favor de que el rey influyese en las decisiones finales de la Asamblea. Este grupo lo formaban, principalmente, absolutistas convencidos, gente de la nobleza y del clero.

Se supone que este tipo de colocación favorecía el diálogo entre los miembros de las diversas ideologías. Es por ello que, desde esas fechas, todo aquél que tuviera ideas moderadas era tildado de derechas, y el que tuviera ideas más progresistas era de izquierdas. En España, en el Congreso de los Diputados, los grupos de ideología conservadora se sitúan a la derecha del  presidente y a la izquierda los grupos progresistas.

CONTINÚA LEYENDO