¿De dónde viene la canción ‘Bella Ciao’?

Aunque asociamos el conocido estribillo ‘Oh bella ciao’ al movimiento de resistencia de los partisanos italianos, lo cierto es que esta popular canción tiene sus raíces en la música hebrea de Europa del Este y dicen que, incluso, fue convenientemente ‘elegida’ como himno antifascista después de la Segunda Guerra Mundial.

 

De origen italiano, Bella Ciao es una canción popular conocida en el mundo entero que, presuntamente, habría tenido su origen entre los  partisanos que resistieron al fascismo durante la Segunda Guerra Mundial. Estos guerrilleros armados se organizaron en brigadas -la más famosa fue la Brigada Garibaldi, de ideología comunista- y se dedicaron a sabotear desde dentro al enemigo. Aunque en 1943 eran muy pocos, su movimiento de resistencia fue creciendo exponencialmente y se estima que podrían haber sido cerca de 300.000 al final de la contienda, si bien es ciertamente difícil dar un número exacto debido al carácter clandestino de este movimiento.

¿Era Bella Ciao la tonadilla más tarareada entre los partisanos escondidos en las montañas de Italia? Lo que sabemos es que la primera vez que se escuchó la canción en un acto público fue después de la guerra, en el Festival de la Juventud de Berlín en 1948. Bella Ciao se convirtió en un éxito mundial y en un símbolo de resistencia antifascista que ha traspasado las fronteras italianas. Pero, respondiendo a la pregunta: parece que no, que la canción más conocida entre los partisanos era Fischia il vento, y que Bella Ciao tan solo habría sido popular entre los brigadistas de la zona de Emilia-Romaña.

 

Bella Ciao y la música judía

Rascando un poco más, parece que, en realidad, la tonadilla de Bella Ciao tiene su origen en una canción judía compuesta en la Europa del Este a principios del siglo XX. Este descubrimiento se lo debemos a Fausto Giovannardi, un turista italiano que en el año 2006 compró un disco de música klezmer en una pequeña tienda de París. Cuál fue su sorpresa cuando, al escucharlo días más tarde mientras iba en coche a trabajar, descubrió que una de las canciones, fechada en el año 1919 y cuyo autor era un tal Mishka Ziganoff, sonaba igual que el himno partisano. Fue el comienzo de una investigación detectivesca que le llevó a conocer las raíces de la música klezmer, que alcanzó su máximo apogeo tras la emigración masiva de judíos centroeuropeos a EEUU tras la Segunda Guerra Mundial, pero cuyo origen se remonta al siglo XVI. La canción descubierta por Giovannardi sería a su vez una versión de una canción judía llamada ‘Una pequeña bolsa de carbón’, por lo que es muy posible que su origen se remonte, incluso, a mucho antes de los inicios del siglo XX.

 

Símbolo antifascista

Lo que está fuera de dudas es que, actualmente, Bella Ciao es un símbolo de la lucha antifascista y del movimiento partisano en Italia. Dicen los estudiosos que esta canción fue convenientemente lanzada a la fama después de la Segunda Guerra Mundial. El motivo: la letra del otro ‘hit’ partisano, Fischia il vento, era ‘demasiado comunista’.

“Después de la Segunda Guerra Mundial, cuando los partidos de centro-izquierda comenzaban a formarse, Bella Ciao era más políticamente correcta”, explicó Luciano Granozzi, profesor de Historia Contemporánea en la Universidad de Catania, en una entrevista con el periódico italiano La República. “Sus referencias a ‘los invasores’ convenían al Partido Socialista Italiano como a Democracia Cristiana. Esta victoria de Bella Ciao ha sido muy bien documentada por Cesare Bermani, autor de un trabajo sobre el canto social en Italia, que llega a hablar, incluso, de la invención de una tradición”.

 

 

En este vídeo puedes escuchar la versión de la canción popular hebrea que hizo Mishka Ziganoff

Continúa leyendo