Curiosidades sobre Samuel Morse que quizá no conocías

Fue el principal impulsor del telégrafo y creador del código Morse. Falleció el 2 de abril de 1872.

Samuel Morse falleció el 2 de abril de 1872. Fue el principal impulsor del telégrafo y creador del código Morse.

Anteriormente, había sido un pintor consumado (estudió pintura en Inglaterra). La muerte de su mujer fue lo que impulsó su trabajo en el telégrafo. Una tragedia personal que cambió su vida para siempre. Mientras, trabajaba en el retrato de Lafayette, Morse recibió una carta de su padre, entregada a través de los mensajeros de caballos habituales, acerca de que su esposa estaba gravemente enferma. Morse inmediatamente salió de la capital y corrió a su casa en Connecticut. Sin embargo, cuando llegó, su esposa no solo estaba muerta, sino que ya había sido enterrada. Se cree que Morse, afligido por el dolor, y por el hecho de haber tardado días en recibir la notificación inicial de la enfermedad de su esposa, dejó de lado su carrera artística y se dedicó a mejorar el estado de la comunicación a larga distancia.

 

Después de la muerte de su esposa, viajó nuevamente a Europa, y en el viaje de regreso tuvo un encuentro casual con Charles Thomas Jackson, un científico estadounidense que mostró a Morse su último trabajo sobre electromagnetismo, inspirando la idea de Morse de usar electricidad para transmitir mensajes a largas distancias. La cuestión es que Samuel Morse no estaba solo en este tipo de investigación. Sin que él lo supiera, dos científicos ingleses, Charles Wheatstone y William Cooke, estaban realizando sus propios experimentos en telegrafía eléctrica. Aunque habían comenzado su trabajo más tarde que Morse, tuvieron algo de éxito antes que él, desarrollando y recibiendo una patente británica para una máquina que utilizaba múltiples cables de telégrafo para transmitir un solo mensaje. Morse, cuya investigación se centró en un solo sistema de cableado, finalmente dio la primera demostración pública de su máquina telegráfica el 6 de enero de 1838, en Morristown, Nueva Jersey, ganando este "combate" por el título de inventor del telégrafo.

 

En 1835, Henry Ellsworth (un compañero de Yale de Samuel Morse) fue nombrado primer Comisionado de la Oficina de Patentes de los Estados Unidos, donde rápidamente se convirtió en un campeón de los inventos estadounidenses, pues apoyó el desarrollo del revólver de Samuel Colt entre otros proyectos. Morse recibió la patente de EE. UU. tras la demostración de 1838 del telégrafo, pero necesitaba desesperadamente fondos adicionales y apoyo del gobierno para convertirla en una tecnología viable.

 

Buscó la ayuda del Congreso durante casi seis años, en vano. Finalmente, en 1844, después de una sesión nocturna en la que Ellsworth había presionado con fuerza a favor de su amigo, el Congreso asignó el dinero necesario para el trabajo de Morse. El inventor quiso mostrar su agradecimiento permitiendo que Annie, la hija de 17 años de Ellsworth, eligiera el texto del primer mensaje telegráfico formal, quien eligió un pasaje del Libro de Deuteronomio del Antiguo Testamento.

 

 

 

 

 

CONTINÚA LEYENDO