Curiosidades sobre Howard Hughes que quizá no conocías

El pionero de la aviación y el cine murió el 5 de abril de 1976 en Houston.

Howard Hughes fue empresario, aviador, excéntrico, y abrió un camino particular en los años treinta en su búsqueda de novedades aéreas y desarrollos en el campo del vuelo. Existen muchos datos sobre esta curiosa figura de la historia que aún a día de hoy nos logran intrigar...


Hughes estableció su récord el 19 de enero de 1937, volando de oeste a este a través de Estados Unidos, entre Burbank en California y el Aeropuerto de Newark en Nueva Jersey. El viaje le llevó siete horas, 28 minutos y 25 segundos, a una velocidad promedio de 518 kilómetros por hora.

El récord anterior fue de 9 horas, 27 minutos y 10 segundos, que también fue tallado en las nubes por Hughes, que volaba por la misma ruta apenas un año antes, el 13 de enero de 1936.

El récord de 1937 se estableció con el Hughes H-1 Racer, un avión desarrollado por el propio Hughes en 1935 con la velocidad de largo alcance en mente. Sin duda el avión sería rápido. El H-1 también registró un nuevo récord mundial de velocidad terrestre de 566 km/h, alcanzando esta velocidad en 1935 con Hughes a los mandos del aparato. El avión demostraría ser único en su clase, pero aún existe y es posible ir a visitarlo en la Smithsonian Institution en Washington DC, como una de las exhibiciones más destacadas en el maravilloso Museo Nacional del Aire y el Espacio.

Su récord fue eclipsado a los pocos años. El tiempo reconocido actualmente es de 67 minutos, 54 segundos, gracias al avión militar de los EE. UU., el SR-71 Blackbird. Uno de estos aviones de reconocimiento de última generación se abrió camino desde Los Ángeles a Virginia durante un vuelo de retiro el 6 de marzo de 1990. Fue casi imposible de detectar durante sus años de servicio activo (1968-1999 ), pero ahora es un poco más visible: 21 de ellos se exhiben en museos aéreos de todo Estados Unidos. Puedes ver uno en el Centro Steven F. Udvar-Hazy, una rama del Museo Nacional del Aire y del Espacio en el aeropuerto Dulles de Washington DC (en Chantilly, Virginia). Otro se encuentra en la sección del American Air Museum del Imperial War Museum Duxford, en Cambridgeshire.


Como curiosidad, aparte de su cita con actrices como Ava Gardner y Katharine Hepburn, Hughes también es famoso por el "Spruce Goose", el enorme avión, oficialmente llamado Hughes H-4 Hercules, que realizó un vuelo único e infame, en 2 de noviembre de 1947. Un avión diseñado para ser un avión de transporte durante la Segunda Guerra Mundial; fue el avión más grande jamás construido, y sigue siendo el avión con la mayor envergadura de la historia: 97 metros. Este gigante está alojado en el Evergreen Aviation & Space Museum, en la ciudad de McMinville en Oregón.

 

Continúa leyendo