Así fue la primera subida al Everest

El 29 de mayo de 1953 Tenzing Norgay y Edmund Hillary se convirtieron en las primeras personas en pisar la cima del monte más alto del mundo.

A las 11:30 horas del 29 de mayo de 1953 dos escaladores, el sherpa Tenzing Norgay (1914-1986) y Edmund Hillary (1919-2008) lograron subir a la cima del mundo, el monte Everest de 8,848 metros.

Habían pasado 31 años desde el primer intento en 1922.

Tenzing Norgay era un nepalí con amplia experiencia en el Everest, que hacía de guía para la expedición liderada por un coronel británico, John Hunt.

Una amplia expedición británica de 400 personas, con 20 guías y 363 porteadores.

Edmund Hillary era un neozelandés, amante del alpinismo, que fue invitado por el mismo coronel a sumarse a su aventura.

Después de haber pasado varias semanas en la montaña, el coronel Hunt eligió a dos parejas para que intentarán alcanzar la cima.

La primera pareja (Tom Bourdillon y Charles Evans) estuvo a sólo 100 metros del final pero tuvieron que volver a causa del extremo cansancio.

Dos días después la segunda pareja, Tenzing y Hillary, lograron subir los 8,848 metros.

Tenzing y Hillary estuvieron 15 minutos en la cima.

En el encuentro con la prensa con los héroes montañistas, los periodistas fueron persistentes al repetir la pregunta de ¿cuál de los dos hombres tenía derecho a la gloria de ser el primero?, y que el otro no era más que el segundo.

El coronel Hunt declaró: "llegaron juntos, como un equipo".

Tras la hazaña de coronar la colina el Everest, Hillary y Hunt fueron nombrados caballeros por la joven reina Isabel II.

Hillary tomó la famosa foto de Tenzing en el pico del Everest. Aunque más tarde se supo que quién subió primero fue Hillary.

Aunque ese detalle no cambio el rumbo que tomaría la vida del nepalí y el neozelandés, pues ambos fueron tratados de auténticos héroes recibiendo multitud de premios y reconocimientos.

La imagen de Edmund Hillary es usada en los billetes de 5$ de Nueva Zelanda.

Tenzing Norgay murió en 1986, a los 71 años, después de dedicar toda su vida a la montaña como guía, formador y empresario.

Sigue siendo muy recordado en Nepal, e incluso uno de sus hijos subió también al Everest y escribió un libro que se títula “Más cerca de mi padre“.

Edmund Hillary, conocido por todos en Nueva Zelanda, estuvo toda su vida estrechamente vinculado con la montaña y con el Nepal.

Fue en este mismo país donde creó una ONG, Himalayan trust, que hace proyectos de educación, sanidad, re-forestación, construcción de infraestructuras, etc.

Falleció en 2008, a los 88 años, y sus cenizas se repartieron entre Auckland (Nueva Zelanda), y en un monasterio de Nepal.

Continúa leyendo