¿Cuántas veces no se han celebrado los Juegos Olímpicos?

Desde su primera edición en 1896, los Juegos Olímpicos solo se han visto suspendidos por las dos guerras mundiales y aplazados por una pandemia.

Juegos Olímpicos Tokio 2020
Imagen: Getty Images.

Los Juegos Olímpicos, u Olimpiadas, son una de las competiciones deportivas más importantes a nivel mundial y que, cada cuatro años, reúne a los atletas de élite de cientos de países en un intento de elevar por un breve periodo de tiempo valores como los de la cooperación, la deportividad y la competencia sana a todo el mundo. Al igual otros grandes acontecimientos deportivos periódicos, los Juegos Olímpicos atraen a millones de personas que siguen desde los estadios y desde sus casas la lucha por conseguir esas preciadas medallas de oro, plata u bronce. Pero los juegos no siempre han seguido su ritmo natural ya que, a lo largo de la historia, ha habido varias ocasiones en las que no han tenido lugar cuando tocaba.

 

Las Olimpiadas en la Era Moderna

La tradición de los Juegos Olímpicos procede directamente de la Antigua Grecia, pero esta había desaparecido con el tiempo y lo que ha llegado hasta nuestros días es un homenaje a esa primera competición entre ciudades estado que los padres de la cultura occidental celebraban. Los primeros Juegos Olímpicos de la Era Moderna se celebraron en Atenas en abril de 1896 con 43 competiciones de nueve deportes distintos en las que se enfrentaron 241 atletas, todos hombres, de catorce países europeos (por entonces Australia pertenecía a Reino Unido). Fue el evento deportivo con mayor participación internacional hasta la fecha y se celebró en el impresionante estadio Panathinaikó, primer gran estadio moderno. Estados Unidos fue el país que más medallas de oro se llevó, con 11 en total, y Grecia el más galardonado con 46 reconocimientos en total.

Olimpiadas Berlín 1936
Juegos Olímpicos de Berlín en 1936. Imagen; Getty Images.

 

Desde esa primera edición, los Juegos Olímpicos se han celebrado de forma continuada cada cuatro años salvo por tres casos excepcionales. El primero ocurrió en 1916, en plena Gran Guerra, con el continente europeo sangrando y las naciones del mundo enfrentadas en las trincheras en lugar de en los estadios. El segundo caso es el de 1940 por el mismo motivo, el estallido de la Segunda Guerra Mundial el año anterior y el imparable avance de las fuerzas del Eje por todo el mundo. Resulta curioso saber que la edición anterior a esta (1936) tuvo lugar en Berlín y el evento fue empleado como una brutal arma propagandística del régimen nazi de Adolf Hitler. El tercer caso es el de las Olimpiadas de Tokio (2020), que cuenta con la particularidad de que, a diferencia de los otros dos, no ha sido suspendido sino aplazado hasta 2021 a causa de la grave pandemia de coronavirus COVID-19 que se extiende por el mundo.

Si bien estos han sido los casos en los que la organización se ha visto obligada a no celebrar el evento cuando estaba previsto, no todas las demás ediciones han sido un remanso de paz. La época más complicada de los  Juegos Olímpicos es la segunda mitad del siglo XX, ya que las tensiones entre Estados Unidos y la URSS derivadas de la Guerra Fría hicieron que ambos bloques aprovecharan las competiciones para boicotear o desprestigiar al contrario. También hay que mencionar el terrible caso de las Olimpiadas de Múnich en 1972, donde un comando de terroristas palestinos secuestró y asesinó a once atletas de origen israelí.

Daniel Delgado

Daniel Delgado

Periodista en construcción. Soy de los que puede mantener una conversación solo con frases de ‘Los Simpson’ y de los que recuerda sus viajes por lo que comió en ellos. Es raro no pillarme con un libro o un cómic en la mano. Valhalla or bust.

Continúa leyendo