Los suicidios más famosos de la historia

Una lista con personajes famosos que acabaron suicidándose. Encontrarás escritores, periodistas, músicos, arquitectos, actores...

Perder a un ser querido por suicidio es probablemente una de las experiencias más devastadoras que desde el punto de vista emocional podemos imaginar. Cuando es alguien famoso el que comete este acto, el mundo entero queda atónito.

 

Al igual que cualquier otro ser humano, los personajes públicos también experimentan ansiedades y desilusiones, la mayoría de las veces, lejos del ojo público.

 

Cuando el querido actor y comediante Robin Williams se suicidó, sus seguidores quedaron devastados. ¿Cómo alguien que hacía reír al mundo de una forma tan genial se desilusionó tanto con la vida que acabó suicidándose? Whitney Houston y Philip Seymour Hoffman son otros nombres que aparecen inmediatamente en nuestras mentes cuando hablamos de suicidio pero la historia del suicidio se remonta a mucho, mucho atrás.

 

El primer suicidio de la historia tuvo lugar en el siglo VI a.C. Se trata de Periandro, uno de los Siete Sabios griegos (conocidos también como los siete sensatos: Periandro de Corinto, Bías de Priene, Cleóbulo de Lindos, Pitaco de Mitilene, Quilon de Esparta, Solon de Atenas y Tales de Mileto). Los datos indican que posiblemente murió en el 585 a.C. y su suicidio fue de lo más particular.

 

En la Antigua Grecia, el suicidio se consideraba como un error en sí mismo, pero podía haber una justificación para ello. Aunque se consideraba que el filósofo Platón se oponía al suicidio, hizo tres excepciones importantes: cuando fuese "ordenado legalmente por el Estado" (como en el caso de Sócrates); para enfermedades dolorosas e incurables; y cuando uno "se ve obligado a ello por la ocurrencia de alguna desgracia insoportable".

Otros dos filósofos griegos, Demócrito y Speusipo, se suicidaron por problemas de salud cuando eran muy ancianos. Así, para los epicúreos, cuando la vida se volvía insoportable, el suicidio estaba justificado. Para los estoicos, el suicidio también era permisible, especialmente si uno tenía una enfermedad incurable.

En la Antigua Roma no había prohibición de suicidio para los ciudadanos. Sin embargo, estaba prohibido para esclavos y soldados: el primero por consideraciones económicas, y el segundo por razones patrióticas.

 

Repasamos los suicidios más famosos de la historia en esta galería.

 

Continúa viendo nuestras galerías