Las obras más importantes de Mary Shelley

Mary Shelley (1797- 1851) fue una escritora británica, reconocida mundialmente gracias a la novela gótica Frankenstein.

Hija de la filósofa y escritora Mary Wollstonecraft (pionera del pensamiento feminista) y del filósofo y periodista William Godwin, perdió a su madre nada más nacer, pues una infección tras el parto acabó con su vida, por lo que fue criada por su padre. Al parecer sus primeros años fueron felices pero su padre, viéndose agobiado por las deudas, decidió volver a contraer matrimonio. Esta nueva esposa, la madrastra de Mary, no fue santo de su devoción y llegó a detestarla.

El padre de Mary, por su parte, le ofreció una educación de lo más variada y con contacto con gran número de intelectuales como Samuel Taylor Coleridge o Aaron Burr, antiguo vicepresidente de EE. UU. Así, Mary se educó con una mente abierta y una personalidad valiente.

Se enamoró del poeta y filósofo Percy Bysshe Shelley cuando tenía 17 años (él 22) y a pesar de que su padre estuvo en contra de la relación, acabó fugándose con Percy (quien ya estaba casado) y escapando a Francia en 1814. Lejos de vivir un matrimonio feliz, Percy tuvo un hijo con la que era su mujer a la par que ella estaba embarazada.

Finalmente su hija, nacida prematuramente, falleció, evento que sumió a Mary en una profunda depresión que no superaría hasta tener a su segundo hijo, al que llamaron William. El suicidio de la primera esposa de Percy facilitó que Mary se convirtiera en la señora Shelley.

En una casa cercana al lago de Ginebra en Cologny (Francia), la Villa Diodati, a la que habían acudido junto con Claire Clairmont, su hermanastra y Lord Byron, quien había dejado embarazada a esta, fue precisamente donde Mary concibió la idea de su novela más famosa: Frankenstein. El encierro obligado a causa de las lluvias condujo a una conversación oscura e interesante que derivó en lo que iba a ser una historia corta. Con la ayuda de Shelley, amplió el cuento hasta convertirlo en su primera novela, Frankenstein o el Moderno Prometeo, que fue publicada en 1818 y cuya magistral historia se convirtió en un clásico de la novela gótica.

A nivel personal, a Mary no se le habían acabado las desgracias. Percy murió ahogado mientras navegaba en velero y su segundo y tercer hijo murieron antes de que ella diera a luz a su último vástago. El resto de sus años de vida estarían plagados por igual de excelentes escritos a nivel profesional y de enfermedades, pues desarrolló un tumor cerebral, que acabaría con su vida el 1 de febrero de 1851 a los 53 años de edad.

Los expertos han mostrado en los últimos tiempos un interés creciente en sus últimas novelas Lodore y Falkner o en las novelas históricas Valperga y Perkin Warbeck.

Hoy repasamos sus obras más conocidas.