Hechos históricos en los que se basó Juego de Tronos

Ver test ¿Cuánto sabes de Juego de Tronos?

Prestando atención la obra literaria y su adaptación televisiva Juego de Tronos, creada por el escritor George R. R. Martin, podemos desprender de ella las más llamativas lecciones históricas. El éxito de la serie radica, no solo en su impecable producción y en la calidad de los efectos especiales, sino en la humanidad de sus protagonistas. La falta de personajes puramente heroicos y, a su vez, puramente malvados, la convierten, pese a la elevada carga de fantasía, en un espejo en el que mirarse.

Esa misma premisa podría aplicar multitud de personajes históricos, cuyas historias se ven reflejadas en los argumentos de esta popular obra de ficción. Ésta recoge inspiraciones de toda clase, principalmente de miembros de la realeza, crueles asesinatos, sociedades, heroicidades y batallas que pasaron a la historia, no solo en la concepción occidental, sino de la Historia Universal.

Pese a que Martin nunca ha confirmado completamente las inspiraciones históricas de su relato, algunas manifestaciones son claras referencias históricas; otras, en cambio, son parte de la interpretación de aficionados y expertos. En cualquier caso, Juego de Tronos se convierte en una obra literaria y de la pequeña pantalla que sirve de herramienta para comprender valiosas lecciones históricas, o acercarnos a conocer historias de nuestro pasado que no deben ser olvidadas.

Empezando por el hilo argumental del inicio de la serie (que no de los libros), a lo largo del cual se desarrolla el resto de acontecimientos, nos topamos con el conflicto entre dos de las familias más importantes y poderosas del continente de Poniente, la casa Stark y la casa Lannister; una reminiscencia de la Guerra de las Dos Rosas, que en el siglo XV enfrentó duramente a los miembros de las casas York y Lancaster. En esta misma época podríamos enmarcar el desarrollo de toda la serie, si tuviéramos que identificarla con un periodo histórico de la humanidad, atendiendo no solo a la jerarquía social, sino también al nivel técnico adquirido por sus pueblos.

No obstante la ya famosísima serie de televisión, que se rueda ya más deprisa de lo que avanza la pluma de R. R. Martin, por sí misma, ha pasado a la historia por su popularidad y originalidad como una de las grandes obras de ficción contemporáneas.

Crédito de las imágenes: HBO España