El arsénico, un cosmético peligroso

Durante el siglo XIX, los cosméticos a base de arsénico prometían una piel lisa y brillante.