crisis económica

La Gran Recesión, la mayor crisis económica de la historia

El 15 de septiembre de 2008 el mundo se estremeció. No fue un movimiento de placas, ni siquiera un terremoto físico real. Ocurrió en el mundo paralelo de cifras y porcentajes en el que habita la economía pero sus consecuencias se vivieron en nuestra realidad. Ese día, tras años de malversación y de ocultar la situación real de los mercados, la entidad bancaria y de préstamo Lehman Brothers se declaró en quiebra y dio comienzo a una crisis económica mundial sin precedentes. Comenzaba la ‘Gran Recesión’.

Desde los primeros años del 2000 y en el contexto de un mundo globalizado, las entidades financieras de todo el mundo retomaron la costumbre de conceder préstamos con escaso control y productos como las hipotecas con tipos de interés muy altos y riesgo de impago proliferaron. En Estado Unidos, por ejemplo, el presidente Bush bajó el tipo de interés del 6% al 1% como medida para subir el ánimo a la población tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra las Torres Gemelas. La burbuja inmobiliaria, la venta de deuda a otras entidades y la difusión de los CDOs (obligación colateralizada por deuda) y las hipotecas basura fueron llevando al mundo hacia un colapso cuyas consecuencias estarían muy por encima de lo esperado.

Las entidades financieras y bancarias, las agencias de calificación y prácticamente cualquier posible jugador en este tablero de ajedrez era consciente de la situación que se vivía y hacia dónde les llevaba, pero no solo no hicieron nada para alargar todo lo posible las excesivas ganancias que estaban recibiendo, sino que además negaron cualquier tipo de implicación o conocimiento en el problema una vez estalló. La pieza que lo desencadenó todo fue Lehman Brothers, no por ser la principal culpable sino por ser una de las empresas más grandes y que más deuda había vendido. Su caída, que el gobierno estadounidense se negó a evitar, provocó la mayor caída en la Bolsa de Valores y una onda expansiva que alcanzó a entidades de todo el mundo con una recesión global.

Las consecuencias de la crisis económica, bautizada como la ‘Gran Recesión’, provocaron la pérdida de confianza en los bancos y mercados por parte de la población, el paso de la deuda privada al sector público en Europa (debido al miedo que los gobiernos tenían de que otro banco cayera) y un recorte masivo en las prestaciones del sistema de bienestar. Curiosamente, estudios posteriores han demostrado que los principales causantes de la crisis de 2008 no solo se libraron de cualquier tipo de castigo por su actuación, sino que han salido enriquecidos de los años de crisis mientras la población pagaba por la ambición de otros.

Daniel Delgado

Daniel Delgado

Periodista en construcción. Soy de los que puede mantener una conversación solo con frases de ‘Los Simpson’ y de los que recuerda sus viajes por lo que comió en ellos. Es raro no pillarme con un libro o un cómic en la mano. Valhalla or bust.

Continúa leyendo