Qué es la OTAN y qué países la conforman

Organización del Tratado del Atlántico Norte agrupa a 30 países en un alianza de defensa militar de protección mutua.

 

La OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) es una alianza político-militar conformada por 30 países de Europa y América del Norte. La organización se constituyó a través del Tratado del Atlántico Norte, firmado en Washington el 4 de abril de 1949, y que da nombre a esta organización.

Tras la Segunda Guerra Mundial se empezó a perfilar un mundo dividido en dos grandes bloques encabezados por la Unión Soviética y Estados Unidos, respectivamente. En la Europa occidental un grupo de Estados (Reino Unido, Francia, Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo) habían conformado en marzo de 1948 una alianza defensiva denominada Unión Occidental. Un año después, Estados Unidos y Canadá llegaron a un acuerdo con esta sociedad de países a la que se añadieron Dinamarca, Islandia, Italia, Noruega y Portugal. Mediante la firma del tratado de Washington quedó constituida la OTAN.

El grupo fue creciendo y en 1952 se sumaron Grecia y Turquía. Tres años más tarde se adhirió la República Federal Alemana, y hubo que esperar casi tres décadas para presenciar la incorporación de España en 1982. Hungría, Polonia y la República Checa lo harían en 1999. El año 2004 la organización abrió las puertas a Rumania, Bulgaria, Eslovenia, Eslovaquia, Estonia, Letonia y Lituania. Mientras que las últimas incorporaciones han sido países de los Balcanes: Croacia y Albania (2009), Montenegro (2017) y Macedonia (2020). Actualmente, la sede de OTAN está en Bruselas, después de haber pasado por Londres, Nueva York y París.

A través de la firma en Washington, estos países se comprometían a defenderse en el caso de que alguno de ellos fuera atacado. El artículo 5 del Tratado recoge: "Las partes acuerdan que un ataque armado contra una o más de ellas, que tenga lugar en Europa o en América del Norte, será considerado como un ataque dirigido contra todas ellas, y en consecuencia, acuerdan que si tal ataque se produce, cada una de ellas, en ejercicio del derecho de legítima defensa individual o colectiva reconocido por el artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas, ayudará a la parte o partes atacadas, adoptando seguidamente, de forma individual y de acuerdo con las otras partes, las medidas que juzgue necesarias, incluso el empleo de la fuerza armada, para restablecer la seguridad en la zona del Atlántico Norte".

La OTAN activó, por primera y única vez, este mecanismo de defensa mutua a petición de Estados Unidos tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001. La organización intervino en Afganistán, país controlado por los talibanes y que había dado cobijo a algunos de los terroristas. "Los ataques del 11 de septiembre fueron organizados por Al Qaeda desde Afganistán. La OTAN entró en combate para evitar que el país sirviera como un refugio seguro para terroristas que pudieran amenazarnos de nuevo”, señaló en 2021 el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, tras el retorno al poder de los talibanes.

Cumbre de la OTAN celebrada en Bruselas
Cumbre de la OTAN celebrada en Bruselas

OTAN vs Pacto de Varsovia

Una década después del final de la Segunda Guerra Mundial, el Viejo Continente había quedado dividido entre los países de la OTAN y los del Pacto de Varsovia, una alianza similar conformada en 1955 entre la URSS y sus aliados (Albania, República Democrática de Alemania, Bulgaria, Checoslovaquia, Hungría, Polonia, Rumanía).

El ‘Tratado de Amistad, Cooperación y Ayuda Mutua de la Europa del Este’ como así se llamaba dejó de existir en el verano de 1991 después de la caída del muro de Berlín y la marcha de algunos países como Checoslovaquia, Hungría y Polonia. A finales de ese mismo año, la propia URSS se disolvió.

Durante las más de tres décadas en las que convivieron las dos organizaciones nunca protagonizaron un enfrentamiento directo, en parte, conscientes del riesgo que suponía una guerra entre potencias nucleares.

Presupuesto

En 2014, los países miembros se comprometieron, de forma no vinculante, a destinar un mínimo del 2% de su Producto Interno Bruto (PIB) a gastos de Defensa para el año 2024. Según señala en sus informes, la riqueza combinada de los aliados no estadounidenses, medida en PIB, es casi igual a la de Estados Unidos. Sin embargo, los aliados no estadounidenses juntos gastan menos de la mitad de lo que gasta Estados Unidos en defensa. Y la suma del presupuesto en Defensa de los países miembros representa en torno a la mitad del gasto mundial en Defensa, lo que convierte a la OTAN en la principal organización militar del mundo, a mucha distancia de cualquier otro actor político como Rusia o China.

A pesar de la directriz de destinar al menos un 2% del PIB nacional a Defensa, solo Estados Unidos, Reino Unido, Grecia, Croacia, Estonia, Letonia, Lituania y Polonia, superan el umbral del 2%. Con los griegos liderando el ránking de gasto en porcentaje con el 3,59. España se sitúa en la cola del porcentaje con el 1,03% de la riqueza nacional destinada a Defensa, solo por delante de Luxemburgo. A pesar de ello, la aportación española para el periodo comprendido entre 2021 y 2024 representaba el 5,99% del total del global. Como dato curioso, de los 30 países miembros de la organización, Islandia es el único país de la lista que no cuenta con fuerza militar.

 

Continúa leyendo