¿Qué es el vudú?

La cultura popular nos ha hecho percibir el vudú como una brujería peligrosa. ¿Hay algo de cierto en ello?

Está rodeado de falsos mitos, muchos de ellos derivados de la cultura popular que ha reducido el vudú a una forma tergiversada de magia agresiva realizada con muñecas de trapo o cera atravesadas con alfileres. Las producciones cinematográficas nos han presentado el vudú como un arte oscura que, cargada de rituales secretos realizados en el corazón de la noche, es capaz de crear zombis y embrujar personas por medios mágicos.

El vudú, sin embargo, es una religión rica con una larga historia tanto en el continente africano como fuera de sus fronteras, donde mutó y adaptó sus formas a las realidades de la diáspora. Fue demonizado, en gran medida, a partir de los contactos con el cristianismo, cuyas instituciones acusaron al vudú de favorecer el atraso cultural y la pobreza.

¿A qué se refiere el término “vudú”?

Altar vudú
Altar vudú en Benín. Imagen: Wikicommons

El vocablo "vudú" cuenta con varias acepciones. Se aplica tanto a una forma de la religión tradicional africana como a las formas religiosas desarrolladas fuera de su lugar de origen, como la tradición criolla haitiana y la religiosidad del sur de la Luisiana. En última instancia, se ha utilizado de manera indistinta para aludir a cualquier práctica religiosa asociada con África.

“Vudú” procede del término vodoun, que designa el grupo de divinidades y espíritus del mundo natural, como las aguas y la tierra, con los que los seres humanos interactúan para ganarse su favor. Los vodoun se asemejan a los orishas de la religión yoruba, con la que a menudo se confunde. Mawu constituye la diosa principal, creadora de las demás entidades. Se la denomina “la inaccesible”, pues no participa de los asuntos humanos y jamás se la representa en imagen. En el panteón del vudú también se incluyen los loas, divinidades inferiores, como Erzulie, vinculada al amor y el deseo, o Azaka, que vela por la agricultura.

Los cultos religiosos vudú se practicaban (y aún se practican) en poblaciones del África Occidental como los fon, los gun y los ewe, sobre todo en las áreas de Togo, Benín, Nigeria, Ghana y Congo, y especialmente en el antiguo reino de Dahomey. La música, la danza y la posesión constituyen algunos de los pilares básicos sobre los que se sustentan sus prácticas.

Los cultos del vudú cruzaron el Atlántico cuando se sometió a esclavitud las poblaciones africanas y se las transportó de forma forzosa al continente americano. Este es el motivo por el que formas del vudú se encuentran en lugares como Haití, Cuba, República Dominica, Brasil y el estado de Luisiana.

A lo largo de los siglos XIX y XX, el vudú se fusionó con elementos del cristianismo y experimentó una evolución regional, con variantes a lo largo de las Antillas y los territorios americanos como el candomblé, el hoodoo o el vudú haitiano.

¿Cuáles son los rasgos principales del vudú?

Danza vudú
La música y la danza constituyen dos elementos fundamentales de la religión vudú. Imagen: Wikicommons

El vudú se manifiesta como una religión compleja y organizada, con un sacerdocio, templos, un calendario de culto y una serie de rituales y ceremonias bien estructuradas. Entre estas ceremonias cobra especial significado el culto a los antepasados. Cuando un miembro de la comunidad fallece, se coloca una estatua que representa el alma del difunto en el templo y es honorado durante las ceremonias que componen los funerales.

Los sacerdotes (oungan) y sacerdotisas vudú (manbo) son los responsables de invocar a las fuerzas espirituales para que abran la puerta que comunica la realidad humana con la esfera espiritual. Papa Legba es la divinidad que actúa como intermediaria entre ambas esferas, por ello, se le invoca siempre al inicio de las ceremonias. Se le representa como un hombre anciano que se mueve con lentitud.

Los sacerdotes vudú pueden recibir un oráculo o llamada espiritual en cualquier momento de su vida. Cuando esto sucede, se integran en la congregación de la familia, donde asumen sus responsabilidades religiosas. En el vudú también existe un sacerdocio de las mujeres, transmitido a través de un linaje matriarcal en el que la primogénita recibe el cargo de Reina Madre. Ella es la responsable de gestionar las ceremonias relevantes del clan, desde los matrimonios hasta los funerales.

El contacto con el cristianismo produjo consecuencias negativas para la fe vudú, que se ha visto despreciada y abocada a una incomprensión permanente. La demonización de este sistema religioso por parte de occidente se relaciona principalmente con la Revolución Haitiana de 1791-1804, que llevó al alzamiento de las poblaciones afrocaribeñas haitianas contra los franceses y que culminó con la independencia del país. Fue, además, el evento que propició que Napoleón vendiese Luisiana a los Estados Unidos. En este y otros movimientos de insurrección contra la opresión y la esclavitud, la religión vudú contribuyó a mantener unidas a las comunidades africanas esclavizadas. Se convirtió en una forma de expresión de la propia identidad y de la voluntad de resistencia mientras luchaban contra los colonizadores. Por eso los europeos percibieron el vudú como peligroso y amenazante.

Referencias

Fandrich, I. J. 2007. Yorùbá Influences on Haitian Vodou and New Orleans Voodoo. Journal of Black Studies, 37(5): 775–791.

Métraux, A. 1977. Le Vaudou haïtien. París: Gallimard.  

Pettinger, A. 2004. From Vaudoux to Voodoo. Forum for Modern Language Studies, 40(4): 415–425. DOI: https://doi.org/10.1093/fmls/40.4.415

También te puede interesar:
Erica Couto

Erica Couto

Historiadora y aprendiz de batería. Literatura y cine de terror las 24 horas. Las ruinas me hacen feliz

Continúa leyendo