‘Peaky Blinders’: estas son las armas que más usaban los ‘gangsters’

De las calles de Birmingham a Al Capone, este fue el armamento de los mafiosos.

 

Si algo caracteriza a un mafioso es su cuidada estética a la hora de vestir y sus armas. Al menos eso es lo que nos han hecho creer las novelas y películas sobre gánsteres. Una de las bandas mafiosas que más curiosidad ha despertado en los últimos tiempos ha sido la de los Peaky Blinders. La serie de Netflix ha vuelto a poner de moda los gánsteres. Aunque podríamos preparar un artículo sobre la estética y prendas utilizadas por los mafiosos, esta vez nos hemos preguntado por sus “herramientas de control”. ¿Qué armas usaban los mafiosos?

De la realidad a la ficción

La temporada 6 de “Peaky Blinders” se estrena en junio de 2022 y supondrá el final de la serie. La ficción está basada en una banda de mafiosos real, pero para comentar las armas más características de la mafia debemos tener en cuenta las licencias históricas que se han tomado en la serie.

Steven Knight, creador y guionista de “Peaky Blinders”, utilizó la historia de su propia familia para inspirarse. Sus tíos paternos fueron herederos de los “Peaky Blinders” reales, una banda criminal encargada de robos, secuestros, contrabando, tráfico de drogas y apuestas ilegales que actuó en Birmingham durante la década de 1890. Y aquí tenemos una controversia importante: aunque la localización sigue siendo la ciudad británica, la serie sitúa a los mafiosos en la década de 1920. La ficción ha optado por cambiar la cronología real de los “Peaky Blinders” para hacerlos coincidir con la fecha clásica de los gánsteres americanos. En la década de 1920, con la ley seca, se dieron los años de mayor actividad mafiosa de Norteamérica, con las familias de ascendencia italiana (de ahí el cliché de la elegancia al vestir) y personajes tan reconocidos como Al Capone.

Por tanto, este desfase cronológico nos obliga a tener en cuenta un elemento más: no solo hay que distinguir entre reales y ficticias, sino que tenemos que señalar las armas que sí pudieron empuñar los auténticos “Peaky Blinders” en la última década del siglo XIX.

Armas que aparecen en la serie

Precisamente, mezclando el atuendo con las armas tenemos el elemento más característico de estos gánsteres en la ficción. En sus gorras llevaban hojas de afeitar cosidas que utilizaban en sus peleas para ocasionar cortes en las cejas y demás zonas de la cara, lo cual causaría una ceguera temporal en el enemigo. De aquí vendría el nombre de “Peaky Blinders”. Sin embargo, aunque el arma es de lo más llamativa, todo apunta a que es una invención de la serie, puesto que las hojas de afeitar eran caras y poco habituales entre las masas de la época.

En cuanto a las armas de fuego, ocurre una situación similar con todas las que podemos ver en la serie. Los “Peaky Blinders” reales tuvieron acceso al armamento disponible en la Inglaterra de finales del siglo XIX, cuando se estaban empezando a diseñar las armas modernas que causarían estragos en los conflictos del siglo XX. En cambio, son estas armas modernas las que aparecen en la ficción y en la mayoría de películas sobre gánsteres. La mayoría de ellas están encuadradas correctamente en cuanto a la cronología de la serie (1920), pero se fabricaron unos años después de la época de máximo auge de los “Peaky Blinders” reales (1890).

La pistola semiautomática Mauser C-96 fue un producto alemán con una estética muy apta para los gánsteres de la ficción. Su producción se inició en 1896, por lo que, aunque aparece en la serie, no fue utilizada por los mafiosos reales. La misma situación le ocurre a la FN M1900, una pistola de pequeño tamaño diseñada en 1896 y fabricada en Bélgica en los primeros años del siglo XX. La policía londinense usó la pistola Webley Mark I a partir de 1911. La Parabellum, más conocida como Luger, se fabricó en Alemania a partir de 1900.

En cuanto al armamento más pesado que aparece en la serie, el Lee-Enfield fue el fusil de cerrojo que portó el Ejército Británico entre 1895 y 1956. Se fueron sucediendo sus diferentes modelos y en la Segunda Guerra Mundial el Lee-Enfield No. 4 MK I fue el fusil de los francotiradores británicos. Mítica producción del Reino Unido es la ametralladora Lewis, que juega un papel importante en la trama inicial de “Peaky Blinders”. Su uso se extendió desde 1914 hasta 1953.

De las armas que se pueden ver en la serie, el revólver Webley Mark IV calibre .455 es de fabricación británica y se utilizó por las Fuerzas Armadas de todo el imperio inglés entre 1887 y 1963. Por tanto, es un revólver que pudieron usar los auténticos “Peaky Blinders” y que, en la década de 1920, se seguía utilizando. Digamos que ha sido el comodín que une la cronología real con la ficticia. También aparece uno de los modelos del fusil de palanca Winchester, un clásico de la segunda mitad del siglo XIX, famoso por ser el arma de la conquista del Oeste, la Primera Guerra Mundial y la Revolución mexicana. Pudo ser utilizado por los auténticos “Peaky Blinders”, pero es posible que el fusil llegara a Inglaterra terminando ya el siglo, cuando la banda estaba en decadencia.

Subfusil Thompson.
Subfusil Thompson. Fuente: iStock.

El arma gánster por excelencia

El subfusil Thompson es, sin duda, el arma con la que se ha retratado a los icónicos mafiosos del cine. Desde la década de 1920 a la Segunda Guerra Mundial, policías, soldados, civiles, mafiosos y hasta el mismísimo Winston Churchill empuñaron este subfusil legendario conocido popularmente como “Tommy Gun”. De nuevo, un arma que pertenece al futuro de los “Peaky Blinders” históricos.

La realidad es que la banda de mafiosos de Birmingham tenía entre sus armas más efectivas el uso de niños malhechores, ladrillos, piedras, la intimidación y unos puños guiados por una maldad asesina para hacerse con el control de las calles. Ese poder, a fin de cuentas, ahorraba muchas balas.

Referencias:

Bermejo, F. 2015. Breve historia de la Cosa Nostra. Nowtilus.

Chinn, C. 2020. Peaky Blinders: la verdadera historia. Principal de los Libros.

 

 

Fran Navarro

Fran Navarro

Historiador y escritor (esto último solo lo digo yo). El destino me reservaba una carrera de ensueño en el mundo académico, pero yo soy más de divulgar, hacer vídeos y contenidos culturales para que mi madre se entere bien de lo que hablo. De entre las cosas menos importantes de la vida, los libros son lo más importante para mí. Y como no hay nada mejor que conocer bien un asunto para disfrutarlo al máximo, hice el máster de Documentos y Libros, Archivos y Bibliotecas. Para esto y todo lo demás tengo Twitter: @FNavarroBenitez.

Continúa leyendo