Operación Félix: así era el plan de Hitler para conquistar Gibraltar

Los nazis no lograron conquistar Gran Bretaña tan fácil como pensaban. Así que pasaron a otra estrategia que tenía a Gibraltar y España como elementos fundamentales.

 

En el mes de noviembre de 1940, el ministro de Asuntos Exteriores de la España franquista, Ramón Serrano Suñer, tuvo un encuentro con Hitler en Berchtesgaden, el refugio del líder nazi en los Alpes. El centro de unas de las habitaciones lo ocupaba un tablero lleno de planos y mapas en los que se marcaban puntos destacados y la posición de las tropas nazis. El general Alfred Jodl explicó detalladamente al ministro español los próximos movimientos militares que tenían planeado para continuar expandiendo el dominio del Führer. Se trataba de la Directiva nº 18 que establecía las “medidas políticas para inducir la pronta entrada de España en la guerra”. Bautizada como la Operación Félix, los movimientos del ejército nazi representados en aquel tablero tenían un objetivo: Gibraltar.

La llave del Mediterráneo

Hay ciertos puntos calientes repartidos por el mundo que, debido a su posición geoestratégica, suponen enclaves codiciados por aquellos ansiosos de poder y control. Gibraltar es uno de estos puntos. Este peñón recibió el nombre, precisamente, de un militar en plena expedición de conquista. “Gebel al Tariq” significa “la montaña de Tariq”, en referencia a Tariq ibn Ziyad, el general musulmán que dirigió la conquista de la península ibérica.

La agitada historia de este emplazamiento en el sur de la península ibérica no podía dejar de tener un episodio más durante la Segunda Guerra Mundial. Bajo dominio inglés desde el Tratado de Utrecht de 1713, la Alemania nazi consideraba un punto clave a conquistar, pues Gibraltar era nada menos que la llave del Mar Mediterráneo.

Ahogar a Reino Unido

La Operación Félix con la que Hitler quiso conquistar Gibraltar respondía al fracaso de una operación anterior. La Operación León Marino fue el nombre en clave para la invasión de Gran Bretaña en 1940.

Tras la conquista relámpago de Francia, el III Reich dominaba toda la Europa occidental a mediados de 1940. El siguiente paso era hacerse con el control de las islas británicas, pero la Batalla de Inglaterra supuso una victoria para la Royal Air Force en detrimento de la Luftwaffe alemana. Hitler comprobó que la conquista de Inglaterra no sería un proceso tan sencillo como el que vivió con Francia, así que pasó a una estrategia con la que ir mermando las fuerzas y recursos de los británicos. Los pasos más importantes pasaban por conquistar el canal de Suez y el estrecho de Gibraltar, de esta forma cerrarían el Mediterráneo al imperio británico, dificultando el contacto con sus colonias de Asia y África, las cuales quedarían conectadas únicamente bordeando todo el continente africano.

Hitler y Franco: la entrevista en Hendaya

Para cerrar la puerta a los barcos británicos, Hitler requería la entrada de España en la contienda como aliada para expulsar a los ingleses de Gibraltar. Este fue uno de los principales motivos por el que el 23 de octubre de 1940, Franco y Hitler se encontraron en la estación francesa de Hendaya.

Hitler pidió al caudillo español que entrara en la guerra inmediatamente. Franco no solo expuso la precaria situación que vivía España tras la Guerra Civil, sino que exigió recursos y territorios a cambio con los que Hitler no estaba dispuesto a responder. Por tanto, la reunión de Hendaya no aclaró los pasos a dar y la entrada de España en la Segunda Guerra Mundial quedó en suspenso.

¿Por qué fracasó la Operación Félix?

En un primer momento, Hitler no aceptó la negativa de Franco y dispuso los preparativos para llevar a cabo la Operación Félix. Los nazis enviarían desde Francia dos cuerpos militares que cruzarían los Pirineos y, apoyados por bombarderos como fuerza aérea, tendrían el objetivo de conquistar Gibraltar y hacerse fuertes en la Península Ibérica.

Pero los planes de Hitler chocaban con los intereses más inmediatos del franquismo. Un informe decisivo ponía en conocimiento a Franco de la situación a la que se enfrentaban si España accedía a formar parte de los planes nazis. Además de las dudas que había respecto a las opciones navales del ejército nazi contra el poderoso imperio británico, iniciar la ofensiva contra Gibraltar por parte de España supondría el fin de su neutralidad en la guerra. Tomada como enemiga de Inglaterra y Estados Unidos, España perdería el suministro esencial de combustible y cereales que recibía por el Atlántico desde lugares como Río de la Plata, las Antillas o Canadá. Ya que la Alemania nazi parecía no poder hacerse cargo de este abastecimiento vital para una España destrozada, Franco se negó a entrar en la guerra.

Con todo, Hitler intentó convencer a los españoles una última vez. En noviembre de 1940 recibió en el “Nido del Águila” a Ramón Serrano Suñer. El ministro español se mostró firme en la negativa de formar parte de la contienda.

A este contratiempo se unieron las derrotas del ejército italiano intentando hacerse con el control del canal de Suez y de Grecia. Hitler tuvo que reorganizar sus planes militares, los cuales terminaron por cambiar la prioridad de los nazis, que pusieron sus esfuerzos en la Operación Barbarroja: la invasión de la Unión Soviética. Esta decisión supondría el principio del fin de los nazis y, desde luego, eliminó la posibilidad de una expedición militar para conquistar Gibraltar.

Referencias:

Eslava Galán, J. 2020. La tentación del caudillo. Planeta.

Moncada, M. 2018. Operación Félix: el plan de Hitler para conquistar Gibraltar. nationalgeographic.es.

Fran Navarro

Fran Navarro

Historiador y escritor (esto último solo lo digo yo). El destino me reservaba una carrera de ensueño en el mundo académico, pero yo soy más de divulgar, hacer vídeos y contenidos culturales para que mi madre se entere bien de lo que hablo. De entre las cosas menos importantes de la vida, los libros son lo más importante para mí. Y como no hay nada mejor que conocer bien un asunto para disfrutarlo al máximo, hice el máster de Documentos y Libros, Archivos y Bibliotecas. Para esto y todo lo demás tengo Twitter: @FNavarroBenitez.

Continúa leyendo