Nuevos detalles sobre el descubrimiento de la tumba de Tutankamón

La Universidad de Oxford ha organizado una exposición para celebrar el centenario del hallazgo arqueológico más famoso de la historia.

 

El 4 de noviembre de 1922, Howard Carter introdujo una vela por una rendija e iluminó el interior de la estancia que acababa de descubrir. La llama saltó entre los tesoros brillantes amontonados. Fue la primera vez que se hallaba la tumba de un faraón intacta. El descubrimiento de Tutankamón y sus tesoros es el hito arqueológico más famoso de la historia. El encuentro cumple un siglo y, para celebrarlo, la Universidad de Oxford ha preparado una exposición que revela nuevos detalles y puntos de vista sobre la expedición.

Howard Carter consiguió en 1914 el permiso oficial para excavar en el Valle de los Reyes. Casi una década entera pasaron él y su equipo removiendo tierra del desierto en busca de algún hallazgo maravilloso que parecía no existir. Muchos otros lo habían intentado antes, pero nadie encontraba más que los restos de tumbas saqueadas. Sin embargo, Howard Carter, un arqueólogo sin formación académica (como tantos otros en la época), insistía una y otra vez en su “presentimiento” de que una tumba permanecía por allí oculta.

En noviembre de 1922, su empecinamiento tuvo recompensa y encontró la tumba de Tutankamón. El hallazgo fue todo un fenómeno mediático que desató la egiptomanía entre el gran público, al que llegaba la información sobre abundantes y antiguos tesoros de un país exótico como Egipto. En ocasiones como esta, es normal que los hechos y sus protagonistas se acaben magnificando y tomando un cariz legendario. Howard Carter se percibió como un aventurero romántico, y del descubrimiento de la tumba del faraón se acabaron sacando teorías sensacionalistas sobre maldiciones y otras magufadas.

Sin embargo, y a pesar de la condición de arqueólogo aficionado, Howard Carter supo proyectar en los medios su gran entusiasmo y emoción por poder estudiar una tumba que nadie había tocado en 3000 años. Además, durante su labor arqueológica, se encargó de registrar lo mejor que pudo todo cuanto consideró importante. Tras su muerte, todo el archivo de la expedición fue donado al Instituto Griffith, el centro de egiptología de la Universidad de Oxford.

Exposición por el centenario

Desde el 13 de abril de 2022 al 5 de febrero de 2023, se puede visitar “Tutankhamon: Excavating the Archive”, una exposición para celebrar el centenario del descubrimiento en la que se muestran unas 200 fotografías, cartas, planos, dibujos y extractos del diario de excavación de Howard Carter.

La muestra se aloja en la Weston Library de la Universidad de Oxford. Richard Bruce Parkinson y Daniela Rosenow han sido los comisarios de una exposición que pretende demostrar la complejidad del proceso arqueológico y cambiar la visión del aventurero romántico como único protagonista del descubrimiento:

“Esta no es la historia de un hombre heroico, sino un genuino esfuerzo de equipo. Los manuales tienden a ignorar la contribución de los egipcios y nosotros intentamos rectificarlo proyectando el foco sobre ellos”.

Un trabajo en equipo

Es meritoria la intención de esta exposición por reconocer el protagonismo de los egipcios que trabajaron en la excavación e investigación de la tumba de Tutankamón. Sin embargo, también hay un interés por suavizar la percepción colonialista que ha quedado sobre el hito, según la cual un inglés fue a descubrir los tesoros de un país exótico ignorante de su pasado.

La exposición muestra una selección de las fotografías que realizó Harry Burton. Las más destacadas muestran a obreros, porteadores, capataces y demás ayudantes que sumaron más de 50 trabajadores locales, incluidos niños. Uno de ellos, posó con un pesado collar de joyas encontrado en la tumba. El joven tenía una edad y altura cercana a Tutankamón, que falleció con apenas 18 o 19 años.

El papel crucial de estos trabajadores egipcios se destaca en las propias letras de Howard Carter, quien agradeció en sus diarios la labor de los capataces Ahmed Gerigar, Gad Hassan, Hussein Abu Awad y Hussein Ahmed Said.

Cosas maravillosas

Además de desafiar el estereotipo colonial, el archivo de la expedición sigue siendo una valiosa fuente de la que extraer más detalles a partir de las notas, fotos, mapas, planos, dibujos e inventarios de los centenares de piezas halladas en la tumba. Desde la búsqueda insistente de la tumba, hasta la restauración, embalaje y traslado de los objetos al museo de El Cairo.

Los documentos expuestos muestran cómo la improvisada sepultura del joven faraón llevó a errores. Hubo que cortar la parte inferior del sarcófago porque era demasiado largo. El ataúd no se abrió hasta tres años después, en octubre de 1925. Estuvieron nueve días apartando minuciosamente los vendajes que cubrían la momia del faraón, en la que se hallaron alrededor de 150 objetos entre amuletos, pulseras y dos dagas.

Gran parte del archivo de la expedición, como los diarios de Howard Carter y más de 1800 fotografías se pueden consultar digitalizados en la web del Instituto Griffith.

Referencias:

Ndukwee, I. 2022. Tutankamón: revelan detalles desconocidos del asombroso descubrimiento de su tumba hace 100 años. bbc.com.

Gómez, L. 2022. Tutankamón se destapa en su tumba.

The Griffith Institute. University of Oxford. griffith.ox.ac.uk.

 

Fran Navarro

Fran Navarro

Historiador y escritor (esto último solo lo digo yo). El destino me reservaba una carrera de ensueño en el mundo académico, pero yo soy más de divulgar, hacer vídeos y contenidos culturales para que mi madre se entere bien de lo que hablo. De entre las cosas menos importantes de la vida, los libros son lo más importante para mí. Y como no hay nada mejor que conocer bien un asunto para disfrutarlo al máximo, hice el máster de Documentos y Libros, Archivos y Bibliotecas. Para esto y todo lo demás tengo Twitter: @FNavarroBenitez.

Continúa leyendo