7 museos eróticos alrededor del mundo que tienen una visita

Los museos eróticos quizá no aparezcan en las guías de viaje al uso, pero visitarlos puede ser una excelente manera de conocer algo más sobre la sexualidad humana, que a fin de cuentas nos acompaña desde nuestros inicios como especie. Hacemos una lista con los más interesantes. ¿Te animas a visitarlos?

El arte erótico no es algo nuevo. De hecho, la sexualidad se ha representado en muchas de las edades que conforman la historia de la civilización. Hace 4000 años en Mesopotamia, placas y figurillas hechas con barro representaban desnudos, sobre todo frontales femeninos, y escenas eróticas. Con respecto a estas últimas, las representaciones más habituales corresponden a parejas heterosexuales practicando el coito a tergo (postura del perrito). Los romanos, por su parte, fueron muy dados a esculpir tríos y los dioses asociados con la fertilidad aparecen en muchos frescos en tiempos de Pompeya.

Los museos eróticos quizá no aparezcan en las guías de viaje al uso, pero visitarlos puede ser una excelente manera de conocer algo más sobre la sexualidad humana, que a fin de cuentas nos acompaña desde nuestros inicios como especie. Hacemos una lista con los más interesantes. ¿Te animas a visitarlos?

Museo erótico
iStock

Venus Temple, Ámsterdam

Uno de los museos eróticos más famosos del mundo es el Venus Temple que, como no podía ser de otro modo, se encuentra en Ámsterdam, ciudad más que conocida por sacar el erotismo a la calle con absoluta normalidad. El Venus Temple está situado en un edificio del siglo XVII en pleno Barrio Rojo y presume de contar la historia del sexo a lo largo de los siglos a través de figuras y dibujos explícitos, así como por medio de reliquias como fragmentos de porcelana de Delft o vasijas grecorromanas que bien podrían calificarse como pornográficas.

Sex Machines Museum, Praga

En el casco antiguo de Praga se encuentra el Sex Machines Museum, un templo del arte erótico que alberga más de 300 exposiciones en sus tres pisos. En él hay objetos eróticos antiguos y modernos y una réplica de un cine X de principios del siglo XX. Abrió en 2002 y fue renovado 13 años más tarde.

MofSex, Nueva York

La ciudad que nunca duerme también tiene un museo erótico, el Museum of Sex, más conocido como MofSex. El MofSex se sitúa en Quinta Avenida, muy cerca del Empire State. Se fundó con la idea de mostrar la importancia de la sexualidad humana, su historia, su evolución y lo que representa desde un punto de vista cultural. Las exposiciones reflejan una gran variedad de preferencias sexuales y eróticas y aunque la finalidad siempre es educativa, no se permite la entrada a menores de 18 años.

Museo Erótico, Madrid

Este museo se encuentra en el Barrio de las Letras, muy cerca de la Puerta del Sol. En sus más de 800 metros cuadrados alberga multitud de obras de arte que nos adentran en un catálogo de evidencias de que el sexo y el arte erótico han protagonizado múltiples escenas desde la cuna de las civilizaciones: obras de arte griego, romano o de la época de Pompeya, así como grabados desde los siglos XVIII a XX.

La Faloteca Nacional, Reikiavik

¿Un museo de penes? Justo en eso consiste la Faloteca Nacional de Islandia. Abierto en 1997, este museo dedicado al pene alberga más de 200 falos conservados en formol, así como pinturas y esculturas relacionadas con ellos. Los penes presentes en este peculiar museo pertenecen a prácticamente todos los mamíferos que habitan Islandia, destacando los gigantescos miembros de 17 especies distintas de ballenas y cetáceos que viven en las costas del país. También cuenta con tres penes humanos.

Se puede acabar la visita en el restaurante del museo, con una comida cuyos platos se estructuran en torno al miembro masculino.

Museu L’Erótica, Barcelona

En pleno barrio del Raval, en Barcelona, se encuentra el Museu L’Erótica, que alberga más de 800 obras de arte erótico, ofreciendo un recorrido histórico por el mundo del erotismo y su plasmación en el arte.

El museo cuenta con piezas artísticas pertenecientes al Paleolítico Superior y obras de la llamada “tradición fálica”, es decir, piezas que se crearon en una época en la que se rendía culto a todo aquello que tuviese forma de pene. Este museo también recoge y exhibe, en una pequeña sala aparte, una colección de arte erótico que el rey Alfonso XIII mandó grabar alrededor del barrio del Raval.

Museo Erótico Harry Mohney, Las Vegas

El Museo Erótico Harry Mohney alberga más de 6 000 metros cuadrados de exposiciones permanentes que abarcan muchas disciplinas diferentes, desde la biología evolutiva, la arqueología, la física, la tecnología, hasta la conservación de artefactos antiguos y el arte: escrito, pintado, fotografiado y dibujado.

“El espíritu del museo es que cada uno de nosotros, cada ser humano, tiene una historia que contar. Este Museo es la historia de nosotros, en lo más íntimo, a lo largo de la historia”, puede leerse en su página web.

El museo erótico lleva a cabo labores educativas, científicas y literarias relacionadas con la salud sexual, emocional, mental y física.

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Aprendiendo cada día un poco más. Puedes escribirme a maguilar@zinetmedia.es

Continúa leyendo