¿Cómo fue la vida de Lenin?

Vladimir Ilich Uliánov, conocido como Lenin, fue un político revolucionario ruso que se convirtió en el principal impulsor de la Revolución de Octubre de 1917.

Getty

Vladimir Ilich Uliánov, Lenin (Ulyanovsk 1870- Gorki Leninskiye 1924), ideólogo y primer dirigente de la Unión Soviética, marcó decisivamente el siglo XX. Máximo adalid del comunismo, creía que la única forma posible de acabar con el sistema capitalista era mediante la revolución de los trabajadores. Bajo su liderazgo, los territorios del Imperio Ruso se convirtieron en una enorme federación de Estados socialistas, una superpotencia que resultaría ser tan opresiva como el régimen zarista desaparecido en la Revolución de Octubre de 1917.

La juventud de Lenin

Lenin nació en una familia feliz de padres muy cultos. Su madre era hija de un médico y su padre maestro, aunque ascendió a inspector de escuelas. Fue el tercero de seis hermanos y pronto mostró su pasión por el conocimiento. Tanto fue así que en secundaria fue el primero de la clase destacando en latín y griego.

Cuando era adolescente, Lenin sufrió dos importantes reveses. El primero de ellos se produjo cuando su padre fue amenazado poco antes de morir por defender la educación pública. El segundo sucedió cuando su hermano mayor, Aleksandr, fue ejecutado por conspirar con un grupo terrorista que pensaba asesinar al emperador Alejandro III mientras estudiaba en la Universidad de San Petersburgo (conocida posteriormente como Universidad Estatal de Leningrado). Al parecer, esta experiencia marcó su carácter.

En el otoño de 1887 Lenin se matriculó en Derecho en la Universidad Estatal de Kazán. Sin embargo, tres meses más tarde fue expulsado, acusado de participar en una reunión ilegal de estudiantes. Además se ordenó su destierro a la finca de su abuelo en Kokushkino a donde ya se había mandado a su hermana Anna. Un año más tarde, en el otoño de 1888, se le permitió volver a Kazán pero no a la universidad.

En ese tiempo conoció a revolucionarios exiliados de la vieja generación y se empapó de literatura política revolucionaria, sobre todo de Das Kapital (El capital), de Karl Marx. En 1889 se hizo marxista.

La formación del partido

Tras muchas peticiones, Lenin pudo hacer los exámenes de Derecho obteniendo las mejores calificaciones en todos. Fue admitido en el colegio de abogados y ejerció de letrado en Samara de 1892 a 1893, siendo sus clientes mayoritariamente campesinos y artesanos pobres. Durante este tiempo desarrolló un odio feroz por el sesgo de clase del sistema legal y por los abogados.

En 1893 se trasladó a San Petersburgo y allí entró en contacto con círculos marxistas revolucionarios. Viajó al extranjero para contactar con los exiliados rusos en Europa occidental, especialmente con Georgy Plejánov, el pensador marxista más importante de Rusia. A su vuelta, Lenin y otros marxistas fundaron la Unión para la Lucha por la Liberación de la Clase Trabajadora, una organización que unificaba los distintos grupos marxistas de la capital. Se emitieron panfletos en nombre de los trabajadores, se apoyaron las huelgas de estos y se infiltraron en la educación para difundir el marxismo. Finalmente, los dirigentes de la Unión fueron detenidos, Lenin fue encarcelado y más tarde enviado al exilio en Siberia. Fue precisamente en Siberia cuando se casó con su prometida, Nadezhda Krupskaya, que también pertenecía al sindicato y que se convirtió en su secretaria y camarada imprescindible.

Al acabar su exilio, Lenin se fue a Munich y allí se unió a Plejánov, Martov y otros tres editores junto a los que lanzó el periódico Iskra (La Chispa), con la idea de unir en un partido a los distintos grupos marxistas que se encontraban dispersos por Rusia y Europa occidental.

Muchos de los intelectuales rusos no aceptaban el marxismo porque creían que este no se podía aplicar a la Rusia campesina, en la que casi no existía proletariado sino una propiedad conjunta de la tierra por parte de la comuna de la aldea. Plejánov no estaba de acuerdo con esta tesis y defendía que Rusia había ya estaba dentro de la etapa capitalista, fruto del rápido crecimiento de la industria. Para él el hombre del futuro en Rusia era un proletario, no un campesino. Lenin, defensor de los planteamientos de Plejánov fue más allá al escribir en 1894 que aunque la tierra estaba dividida entre las comunidades campesinas, el resultado no sería el socialismo sino el capitalismo que surgiría del mercado libre de productos agrícolas.

En 1902 Lenin escribió What is to be done? (¿Qué hacer?) donde expuso su teoría del partido como la “vanguardia del proletariado”. Esto es, un partido fuertemente disciplinado y centralizado que trabajaría sin descanso para impregnar al proletariado de conciencia socialista y servirle de guía. El núcleo duro estaría formado por revolucionarios profesionales experimentados que serían elegidos por el comité del partido. Estos dirigirían una jerarquía ramificada de organizaciones de los partidos inferiores.

En el Segundo Congreso el grupo de compañeros que habían coincido en Iskra se dividió por tener opiniones diferentes sobre cómo debía ser el Partido Socialdemócrata Obrero Ruso (RSDWP) y Lenin se vio en minoría. Sin embargo, el abandono de un grupo de socialdemócratas judíos, el Bund, le dejó en ligera mayoría. Quedaban por tanto, los miembros del grupo de Lenin que pasaron a llamarse bolcheviques (mayoritarios) y el grupo de Martov que se denominó mencheviques (minoritorias). Bolcheviques y mencheviques lucharon sin descanso dentro del partido, pero con el mismo programa, hasta que Lenin llegó a la final de la división en la Conferencia de Praga del Partido Bolchevique en 1912.

Enfermedad y muerte de Lenin

En 1918, Lenin recibió tres tiros en un atentado. Se recuperó rápidamente de la operación a la que fue sometido para extraerle las balas pero los médicos solo pudieron sacar de su cuerpo una bala. Al poco tiempo sufrió una parálisis parcial y perdió el habla, acontecimiento que se repetiría en varias ocasiones hasta que el 21 de enero de 1924 falleció en Gorki, hoy Gorki Leninskiye, debido a a otro derrame cerebral.

Su cuerpo fue embalsamado y expuesto en un mausoleo en la Plaza Roja. Los gobernantes soviéticos ordenaron extraer su cerebro “para estudiar su genio”.

Continúa leyendo