José Bonaparte o Pepe Botella

Tal día como hoy de 1808, Napoleón I, entregó oficialmente a su hermano José la corona de España, donde reinó hasta el 13 de junio de 1813.

José Bonaparte

En España, su proclamación como monarca fue precipitada por el incremento de la violencia que siguió al episodio del Levantamiento del 2 de mayo.

Fue proclamado rey en Madrid el 25 de julio. Pero tuvo que huir ante la derrota de las tropas francesas en la batalla de Bailén, primero a Burgos, luego a Miranda de Ebro y por último a Vitoria, donde llega el 22 de septiembre y fija su cuartel general. Desde allí dirige varias proclamas al pueblo español. Finalmente, la intervención del propio emperador Bonaparte, junto con el grueso de su ejército, consiguió que pudiese establecer su gobierno en la capital.

Casado con Julia Clary, hija de un rico jabonero de Marsella, tuvo dos hijas: Zenaida (casada con Carlos Julio Bonaparte) y Carlota (casada con Carlos Bonaparte Bleschamp). Julia Clary nunca pisó tierra española, al permanecer en París defendiendo los intereses de su esposo ante Napoleón.

El nuevo rey nunca fue del agrado popular llegando incluso despectivamente a llamarle con el mote de "Pepe Botella" o el de "Pepe Plazuelas".

Aunque trataba de atraerse la simpatía del pueblo llano, otorgando leyes populares y organizando fiestas, cada vez era más impopular entre los españoles, que le consideraban como el máximo representante de la opresión extranjera.

En 1812, al constituirse las Cortes de Cádiz, intentó infructuosamente alcanzar un acuerdo con ellas. Sin embargo, las derrotas francesas del 22 de julio de 1812 en Arapiles y la de Vitoria el 13 de junio de 1813, terminaron con el final de su breve reinado español.

La derrota francesa en esta contienda acabó con el gobierno de José I en 1813. En diciembre de este mismo año, se firmaba el tratado de Valençay, por el que Napoleón reconocía a Fernando VII como rey de España.

Tras su salida de España, Bonaparte se trasladó a Estados Unidos, donde, gracias a la venta de las joyas de la corona española, se construyó una mansión en la propiedad denominada Point Breeze, situada en Bordentown (New Jersey) lujosamente amueblada y con una impresionante colección de libros raros y obras de arte.

CONTINÚA LEYENDO