Incidente en el Puente de Marco Polo

Sucedió el 7 de julio de 1937 y marcó el inicio de la segunda guerra chino-japonesa, uno de los conflictos antecedentes de la II Guerra Mundial.

Incidente en el Puente de Marco Polo

El Puente de Lugou es una pasarela de piedra granítica ubicada a 15 kilómetros a las afueras de la capital de China, Pekín, que une las dos orillas del río Yongding. El puente es conocido por la evocación que de él hizo el viajero veneciano Marco Polo en el siglo XIII, motivo por el cual en Occidente recibe el nombre de Puente de Marco Polo. Pero es aún más célebre por haber sido escenario del enfrentamiento entre las tropas del Imperio de Japón y las de la República de China el 7 de julio de 1937, en lo que se conoce en Europa como Incidente del Puente de Marco Polo (o Incidente del 7 de julio en la historiografía china).

 

La creación de Manchukuo (gobierno títere de Japón en la Manchuria china) en 1934 y la posterior expansión nipona por el norte del país aumentaron el conflicto entre los gobiernos de Tokio y Nankín. No obstante, la preocupación por una posible intervención de la URSS llevó a los japoneses a evitar un choque directo con los nacionalistas chinos. Aun así, estos veían con malos ojos el incremento del poder japonés y su intención de estrechar las relaciones económicas entre el Imperio, el norte de China, Corea y Manchukuo. Todo ello exacerbó una tensión que en el verano de 1937 iba a explotar definitivamente.

 

En ese ambiente, los soldados japoneses iniciaron unas maniobras militares cerca del Puente de Lugou. Un tiroteo, al parecer accidental, dio paso a una escaramuza de mayores proporciones entre las tropas de ambos ejércitos. Los mandos locales trataron de resolver el Incidente de forma diplomática, pero los gobiernos adoptaron posiciones cada vez más irreconciliables y el enfrentamiento acabó por desencadenar una contienda entre las dos naciones: la llamada segunda guerra chino-japonesa, que precedió a la Segunda Guerra Mundial y sólo concluyó con la derrota de Japón a manos de los aliados en septiembre de 1945.

 

CONTINÚA LEYENDO