Historia de la Cruz de Hierro: la condecoración favorita de Hitler

La Cruz de Hierro fue creada en 1813 en el reino de Prusia y sigue siendo uno de los símbolos del Ejército alemán

Una de las condecoraciones militares más reclamadas por los coleccionistas, presente en todas las películas de la Segunda Guerra Mundial y una de las distinciones de las que más presumió el propio Adolf Hitler. Los cuellos de algunos de los mayores asesinos de la historia lucieron orgullosos hasta el final de sus días esta medalla militar. La Cruz de Hierro vive en el imaginario colectivo asociada al régimen nazi, sin embargo su origen es mucho más antiguo. Durante siglo y medio fue la máxima condecoración militar a la que podía aspirar un soldado del reino de Prusia, posteriormente de Alemania, y actualmente sigue siendo uno de los emblemas del Ejército alemán.

La Cruz de Hierro como condecoración militar tiene su origen en el siglo XIX, en las guerras de liberación en las que Prusia se enfrentó a Napoleón. El rey Federico Guillermo III creó esta distinción en 1813, concedida como principal insignia como un acto de heroísmo. El texto que la creaba decía: “Por consiguiente mandamos que el premio que se concederá en la guerra que ahora comienza, tanto si es en combate con el enemigo, como en la campaña o en el país pero relativo a esta gran lucha por nuestra libertad e independencia, sea una recompensa especial y propia y no concederla más tras ésta guerra“.

El emblema estaba basado en la cruz de la Orden Teutónica y estaba fabricado en hierro, tenía bordes de plata y las iniciales del rey de Prusia (FW, Friedrich Wilhelm) junto a una corona, tres hojas de roble y el año de la fundación, 1813.

La cinta de la Cruz tomó los colores de Prusia, y se escogió la seda negra con ribetes blancos para los militares que la hubieran ganado en campaña, y blanca con ribetes negros para los no combatientes que han realizado contribuciones significativas en la guerra.

Recompensa al valor

Desde su creación se convirtió en la más alta recompensa al valor, y a diferencia de condecoraciones anteriores, que solo premiaban a oficiales o miembros de la nobleza, la Cruz de Hierro podía ser otorgada a cualquier soldado, sin importar su graduación, e incluso a civiles. Los diferentes gobiernos prusianos/alemanes irán introduciendo nuevas clases, pero entre 1813 y 1815 solo existían cruces de Primera y Segunda Clase, y una Gran Cruz.

Cuadriga de la Puerta de Brandeburgo
Cuadriga de la Puerta de Brandeburgo

La obtención de estas cruces tenía aparejados varios honores como pensiones o privilegios en el trato como honras fúnebres militares o la imposibilidad de un arresto largo. Durante las primeras décadas, la cruz gana popularidad y empieza a ser utilizada para decorar tumbas, se incorpora a elementos como la puerta de Brandeburgo, y empieza a aparecer en banderas y estandartes.

En la década de 1870 se introducen algunos cambios en el diseño, se conserva la corona, aparece la W del kaiser Guillermo II (Wilhelm), se actualiza la fecha, y en el anverso, que la de 1813 era liso, toma la forma de la primera Cruz de Hierro, con las ramas de roble, las iniciales de Federico Guillermo (FW, Friedrich Wilhelm) y el 1813. Es en esta época, tras la unificación alemana, cuando la cruz se convierte en un símbolo alemán y no solo prusiano.

En la Primera Guerra Mundial se mantuvo este diseño, pero los criterios para conseguirla se suavizaron. Se calcula que se otorgó una cruz por cada 2,5 soldados, mientras que la ratio se había mantenido en 1870 por una cruz cada 30 soldados. Mientras que en la Segunda Guerra Mundial tuvo unos datos más similares a los de la Gran Guerra con una por cada 5,74 soldados.

La otra refundación de la medalla la encontramos en 1939. Con los nazis en el poder, se producen los mayores cambios a nivel estético. La esvástica es el único elemento que aparece en el anverso, junto a la fecha de 1939, mientras que el reverso tan solo recoge el año 1813, borrando las iniciales de Federico Guillermo y las ramas.

Tras la Segunda Guerra Mundial la Cruz desapareció como condecoración, pero desde 1956, la República Federal Alemana la incorporó como elemento distintivo de las fuerzas armadas, manteniéndose en aviones y carros de combate hasta la actualidad tras la reunificación alemana.

Referencia:

Scheel-Exner, A. Una Orden Militar al Valor: La Cruz de Hierro (1813-2013). Breves notas sobre sus antecedentes, origen y privilegios con motivo del bicentenario de su fundación

Continúa leyendo