'Funan': una emotiva aproximación al genocidio camboyano

La película de animación narra la historia de supervivencia, basada en hechos reales, de una familia después de que los Jemeres Rojos tomaran Phom Penh en 1975.


En abril de 1975 Camboya se convertía en uno de los escenarios más sangrientos del siglo XX. La guerrilla comunista conocida como los Jemeres Rojos ganaba la lucha por el poder en Camboya, con su líder Pol Pot al frente, dando comienzo a un genocidio que acabaría con la cuarta parte de la población camboyana en tan solo cuatro años. En este contexto se sitúa 'Funan', el conmovedor relato basado en hechos reales de una familia que lucha por mantenerse unida en tiempos de guerra.

Denis Do dirige esta apasionante obra de animación, y plasma en ella su punto de vista narrando la historia de su propia madre a través del personaje de Chou. Su vida tranquila se ve sorprendida por el horror: Phnom Penh es tomada por los Jemeres Rojos, y su familia se ve sometida a la dominación del régimen y debe abandonar su casa.

 

 

En mitad de la confusión, su hijo de apenas 4 años se pierde entre una multitud. Su abuela le sigue, pero Chou y su esposo no logran seguirles la pista. Aquí comienza una frenética aventura por la búsqueda del pequeño de la familia, y por sobrevivir al horror que acaba de desencadenarse en el corazón de Camboya.


Esta exquisita producción animada ha sido galardonada con el premio a Mejor Película en el Annecy International Animated Film Festival 2018 y con el premio Cinéfilos del Futuro en la décimo quinta edición del Festival Internacional de Cine de Sevilla.

 

'Funan' se estrena en cines el viernes 22 de marzo. Haz clic aquí para ver el tráiler.

 


Sobre el genocidio camboyano de los Jemeres Rojos


Naciones Unidas cataloga este conflicto como uno de los mayores crímenes contra la humanidad que se haya presenciado. Los Jemeres Rojos nacen como una guerrilla en los años 50. Un año más tarde pasan a formar el Partido Comunista de Camboya, que en los años setenta pasara a llamarse Kampuchea Democrática, bajo el liderazgo de Pol Pot.

Durante cuatro años, la población de Camboya se vio sometida a la represión de los Jemeres Rojos, y fueron asesinadas más de un millón y medio de personas, la cuarta parte de la población del país. Eran los considerados ‘enemigos de la nación’ para el régimen, sin importar su origen o su etnia.

Asesinatos, esclavitud, encarcelamientos, torturas, violaciones, persecución política y otros actos inhumanos fueron perpretados por los Jemeres Rojos. Pese a que el principal ejecutor e instigador de estos crímenes fue Pol Pot, este murió en Camboya antes de que Naciones Unidas pudiera juzgarle.

En 2009 se llevó a cabo el juicio de los principales líderes aún vivos de los Jemeres Rojos, y en la actualidad Camboya ha recuperado la paz.

CONTINÚA LEYENDO