Esta fue la batalla con más muertos de la historia

En Stalingrado, durante la Segunda Guerra Mundial, murieron más de dos millones de personas.

 

La guerra siempre ha formado parte de la vida del ser humano. Intereses políticos, económicos, sociales o religiosos han llevado a hombres y mujeres a matarse entre ellos desde siempre. Por desgracia, la situación no solo no ha mejorado, sino que la tecnología militar siempre es uno de los aspectos más punteros de los países con poder económico. El ser humano es especialista en fabricar armas cada vez más poderosas, capaces de matar a más gente con menos esfuerzo.

La guerra como estructura de la historia

Aunque pueda resultar un tanto triste, la realidad es que buena parte de la historia humana la estudiamos articulada en guerras. Sirven de puntos de inflexión y bisagras con las que saltamos de una etapa histórica a otra.

Tenemos registros que se remontan al 2200 a. C., cuando se dio una guerra entre los guti y los sumerios, dos de las primeras culturas localizadas por los historiadores. Apostamos a que, si descubrimos una civilización anterior a la sumeria, también tendrá algún registro de guerra.

El proyecto Nodegoat pretende una hazaña mayúscula: colocar en un mapa todas las batallas de la historia de la humanidad. Es un intento fallido, puesto que la base de datos está hecha a partir de un algoritmo que detecta en Wikipedia todas las referencias a batallas. Wikipedia como fuente y un algoritmo como herramienta llevan a numerosos errores como localizaciones mal identificadas en el mapa o, directamente, batallas que no tienen evidencias históricas, como alguna que otra mencionada por la Biblia. Pero nos da un dato que podemos utilizar para hacernos una idea estimada de la guerra: el proyecto contabilizó más de 12 000 batallas a lo largo de la historia.

Atendiendo a este número y sin dejar de fijarnos en la cantidad, más allá de la repercusión que pudo tener o de los problemas historiográficos que plantee la pregunta:

¿Cuál fue la batalla con más muertos de la historia?

Los conflictos del siglo XX fueron, sin duda, los más mortíferos. La guerra moderna, con sus armas avanzadas, elevó el número de bajas hasta límites impensables. La Segunda Guerra Mundial se destaca, por mucho, como el conflicto con más muertos. Se estiman unos 50 millones de muertos a causa de esta guerra ocurrida entre 1939 y 1945.

Durante la Gran Guerra tuvo lugar la batalla con más muertos de la historia: la batalla de Stalingrado, con más de dos millones de bajas.

Stalingrado está considerada la batalla más sangrienta de la historia. Elevada a mito por antonomasia de la Gran Guerra Patriótica de la URSS, supuso un punto de inflexión para la Segunda Guerra Mundial. Tuvo lugar entre agosto de 1942 y febrero de 1943. Fueron 200 días de guerra en los cuales la muerte acechó hambrienta. En palabras del historiador Jesús Hernández:

“La esperanza de vida de un sodado soviético en Stalingrado
era de apenas 24 horas; en cualquier otro ejército,
los soldados se hubieran rendido o habrían desertado”

La Alemania nazi y sus aliados del Eje se enfrentaron al Ejército Rojo de la Unión Soviética por el control de Stalingrado, la actual Volgogrado. Tras el fracaso de la Operación Barbarroja, con la que Hitler quería invadir y conquistar la URSS, los nazis se centraron en las riquezas minerales y petrolíferas del Cáucaso. Conocida como la Operación Azul, tenía a Stalingrado entre sus enclaves estratégicos a conquistar para cortar el suministro de recursos del Ejército Rojo. Amén del valor simbólico que tenía hacerse con el control de la ciudad nombrada en honor al líder soviético.

El choque resultó en una de las batallas más dramáticas de la historia. Durante aquellos meses de frío extremo, la Wehrmacht se afanó en reducir a los soviéticos. El ejército de la URSS, militarmente inferior a la maquinaria de guerra nazi, resistió hasta la victoria. El precio que pagaron por la liberación de Stalingrado fue muy alto, pero el sacrificio supuso el principio del fin nazi: tras esta batalla, los soviéticos tomaron la iniciativa que los llevaría a terminar con la Segunda Guerra Mundial.


Maneras de morir en Stalingrado

Muchos soldados soviéticos murieron incluso antes de llegar a Stalingrado. Cruzar el río Volga, constantemente acechado por ataques de los nazis, era una acción temeraria. Pero el soldado que osara retirarse o desertar, incluso podía recibir ataques de sus propios oficiales según una orden soviética contra los cobardes y traidores.

Los soviéticos enfrentaron la superioridad técnica alemana con miles y miles de soldados. Las fuerzas aéreas nazis iban reduciendo a ruinas la ciudad, mientras que los cadáveres de uno y otro bando iban pudriendo el ambiente. Temperaturas de –18 oC propiciaron enfermedades como el tifus y la disentería. Las plagas, el hambre, el frío y los ataques continuos hicieron estragos en las tropas, que sumaron el máximo número de bajas que se hayan dado en una batalla.

Referencias:

Beevor, A. 2015. Stalingrado. Crítica.

López, J. 2019. Historia visual de la Segunda Guerra Mundial. Planeta.

Fran Navarro

Fran Navarro

Historiador y escritor (esto último solo lo digo yo). El destino me reservaba una carrera de ensueño en el mundo académico, pero yo soy más de divulgar, hacer vídeos y contenidos culturales para que mi madre se entere bien de lo que hablo. De entre las cosas menos importantes de la vida, los libros son lo más importante para mí. Y como no hay nada mejor que conocer bien un asunto para disfrutarlo al máximo, hice el máster de Documentos y Libros, Archivos y Bibliotecas. Para esto y todo lo demás tengo Twitter: @FNavarroBenitez.

Continúa leyendo