El panóptico, la arquitectura del control

¿Qué era el panóptico?

El panóptico fue un proyecto de estructura arquitectónica circular diseñada por el filósofo y jurista inglés Jeremy Bentham (1748-1832) a partir de una idea de su hermano, el ingeniero y arquitecto naval Samuel Bentham. Su función era clara: habilitar la vigilancia permanente de reclusos, pacientes e internos sin que los guardianes pudiesen ser vistos. El característico diseño circular del panóptico permitía a los guardias observar desde el anonimato a cada uno de los reclusos, de ahí su nombre, que deriva del término griego panoptes «que lo ve todo».

El diseño

Diseño panóptico
Imagen: Wikicommons

Bentham ideó su edificio principalmente como una estructura de uso carcelario que se organizaba en seis pisos. Las celdas individuales se distribuían a lo largo de la circunferencia y mantenían las mismas dimensiones. Debían contar con una cama, un baño y el espacio suficiente para que los internos pudiesen ejercitarse. Un largo pasillo circular en cada uno de los pisos permitía a los guardias vigilar de cerca cada espacio, pero, a través del uso de cortinas, persianas y otros elementos, los reclusos no tenían la capacidad de observar a los vigilantes. En el cuerpo central del edificio se situaba un auditorio o capilla, similar a los teatros romanos, en el que los internos podían participar en actividades de distinto tipo. Un muro rodeaba el auditorio para evitar que los internos pudiesen apreciar la forma del edificio y familiarizarse con su funcionamiento, mientras que las escaleras de caracol dispuestas en torno al auditorio minimizaban la posibilidad de contacto.

La filosofía del utilitarismo

Jeremy Bentham
Imagen: Wikicommons

El panóptico responde a la filosofía del utilitarismo, de la que Jeremy Bentham era fiel partidario. El utilitarismo buscaba la eficiencia y la optimización de recursos con el fin de proporcionar el mayor beneficio y bienestar al mayor número de personas. En el caso de la arquitectura panóptica, sin embargo, este afán de racionalización y eficiente tiene consecuencias deshumanizantes. El sistema permitía vigilar a una mayor cantidad de reclusos con una menor inversión de recursos: según los cálculos de Bentham, un guardia podía supervisar un total de 96 internos.  Se establecía de este modo un sistema de vigilancia muy efectivo que impedía que los reclusos pudiesen determinar en qué momentos estaban siendo observados y que, por lo tanto, los empujaba a controlar permanentemente su comportamiento ante el temor de ser objeto de examen. En el sistema ideado por Bentham, los guardianes y oficiales de prisión, a su vez, estarían sometidos a la vigilancia de las autoridades y de la opinión pública con el fin de minimizar abusos y actitudes consideradas inhumanas. El sistema de vigilancia, por tanto, se extiende a todos los niveles.

La propuesta de la aplicación del panóptico surge en un momento de reflexión teórica y de propuestas reformistas del código penal y del sistema de prisiones que se desarrollan a lo largo del siglo XVIII. Uno de los objetivos principales del encarcelamiento buscaba reformar a los castigados por la ley. El aislamiento es visto como una práctica útil para facilitar la reinserción de los prisioneros en el mundo y en la vida laboral y, en este sentido, el panóptico es la manifestación física de este concepto teórico.

Bentham consideró que el panóptico podía ofrecer grandes ventajas para otro tipo de instituciones, como hospitales, escuelas y hospicios, y contribuir a la naciente revolución industrial. Desde la perspectiva del jurista, el diseño utilitarista del panóptico prometía empujar a los trabajadores de las fábricas a un mayor rendimiento a través de una política de vigilancia permanente o de lo que algunos autores como Michel Foucault han denominado «sentimiento de omnisciencia invisible».

Aplicaciones reales

Prisión Millbank
Imagen: Wikicommons

El modelo del panóptico se utilizó en la construcción de la prisión victoriana de Millbank, que mostraba un diseño adaptado respecto a la idea original de Bentham. Se trataba de un edificio con un cuerpo central del que partían seis pentágonos. Fue un fracaso en lo que respecta a la productividad de los internos y se conjetura que incluso causó entre ellos problemas mentales. Aunque influencias del diseño panóptico se observan en otras prisiones victorianas, como las situadas en Pentonville y en el ala K del castillo de Lancaster, e incluso en estructuras presidiarias del siglo XX como la Modelo, en Isla de la Juventud de Cuba, el modelo arquitectónico no fructificó. Sus ideas sobre la vigilancia, sin embargo, alimentaron numerosos debates que todavía están vigentes en nuestro presente. En su obra Vigilar y castigar, el filósofo Michel Foucault identificó en ese siglo XVIII reformador el origen de la sociedad disciplinaria de nuestros días y en el concepto del panóptico (esto es, un sistema de control total en el que los individuos viven en la convicción de ser observados de manera permanente), un instrumento efectivo para la creación de sujetos sociales dóciles y útiles al sistema.

Erica Couto

Erica Couto

Historiadora y aprendiz de batería. Literatura y cine de terror las 24 horas. Las ruinas me hacen feliz

Continúa leyendo