El suicidio colectivo de la secta el Templo del Pueblo

En Jonestown (Guyana), el 18 de noviembre de 1978 se produjo el suicidio masivo de los seguidores de la secta del "Templo del Pueblo" y de su líder Jim Jones.

Vista aérea de Jonestown tras el suicidio colectivo

El Templo del Pueblo fue una agrupación religiosa fundada en los años 50, liderada por un llamativo personaje: Jim Jones.

El discurso del líder emanaba tal atractivo que fascinaba a los potenciales adeptos. Estos pasaban por una fase de lealtad que se convertía en idolatría hasta acabar en el fanatismo.

En 1975, la secta el Templo del Pueblo decidió trasladarse desde California a un remoto lugar de Guyana, en el noroeste de América del Sur, para evitar el acoso del Gobierno estadounidense.

Instalados en plena selva suramericana, el líder de la secta Jim Jones creó el Proyecto agrícola del Templo del Pueblo, conocido con el nombre informal de Jonestown.

La popularidad de Jones había crecido enormemente y pasó de tener 50 miembros en 1977 a tener más de 900 miembros en su momento de apogeo en 1978.

Muchos de los miembros del Templo del Pueblo creían que Guyana sería, como Jones les había prometido, un paraíso.

"Un paraíso socialista", había descrito Jones en muchos de los audios que se encontraron en el lugar después de la tragedia.

En cambio, todos los miembros (incluyendo a los niños) terminaron criando animales y comida para el "Proyecto agrícola del Templo del Pueblo" seis días a la semana, desde las siete de la mañana hasta las seis de la tarde. En febrero de 1978, la mitad de la comunidad padecía problemas médicos tales como diarrea grave y fiebres altas.

Los miembros que intentaban escapar de aquella “cárcel” eran drogados al punto de la incapacitación. Y existían guardias armados que patrullaban día y noche para asegurarse de que las órdenes de Jones fuesen seguidas.

Jones defendía ante sus adeptos que "la muerte sólo es el tránsito a otro nivel" y "esto no es un suicidio, sino un acto revolucionario".

Incluso habían llegado a hacer ensayos del supuesto suicidio colectivo en lo que Jones calificaba como “Noches blancas”.

En octubre de 1978 las denuncias sobre abusos en Jonestown alcanzaron los oídos del representante a la Cámara por el estado de California, Leo Ryan.

Un mes más tarde, recibieron la visita del diputado americano, acompañado por periodistas con el objeto de investigar in situ la comunidad de Jonestown.

Se cree que esta visita constituyó el detonante para que Jones tomase la decisión de que había llegado el momento de morir.

El suicidio lo llevaron a cabo con una bebida de zumo de frutas mezclado con cianuro.

Más de 900 muertos

En las investigaciones posteriores se averiguó que los miembros de la secta que no quisieron suicidarse, murieron por disparos. Al igual que el diputado norteamericano y los periodistas que lo acompañaban.

El saldo terrorífico fue de 913 muertos entre los que se encontraban 276 niños.

El "mayor suicidio colectivo de la historia", lo calificaron los medios que cubrieron la tragedia.

El líder de la secta Jim Jones fue hallado muerto de un disparo en la cabeza que encontrado muerto entre otros dos cuerpos. La muerte de Jones fue causada por una herida de bala en la cabeza que no se sabe si fue infligida por él mismo o si obligó a otra persona a asesinarlo.

CONTINÚA LEYENDO

COMENTARIOS