El Diario de Ana Frank al descubierto

El famoso Diario de Ana Frank tenía dos páginas cubiertas que ocultaban unos textos que se han descifrado más de 70 años después de la publicación de la obra, en 1947.

La tecnología digital ha permitido leer dos páginas del Diario de Ana Frank, que se hallaban escondidas bajo papel de estraza.

Los textos descifrados son cuatro chistes y una cándida explicación que hace Ana Frank sobre el sexo, la anticoncepción y la prostitución en 33 líneas, exactamente.

Ana tenía 13 años cuando escribió esas dos páginas en su diario.

Los investigadores han descubierto en las dos páginas chistes como: “¿Sabes por qué las mujeres alemanas de la Wehrmacht están en Holanda? Como colchón de los soldados”. Otro chiste señala que “un hombre tenía una mujer muy fea y no quería tener relaciones sexuales con ella. Una tarde volvió a casa y vio a su amigo en la cama con su esposa. Entonces el hombre dijo: ‘¡A él le gusta y a mí me toca hacerlo!’”. Unos chistes que constituían un medio efectivo para romper la constante tensión existente en el escondite.

La jovencísima escritora habría escondido las páginas preocupada porque otra gente vieran estos chistes y sus pensamientos sobre educación sexual, contracepción y prostitución. Temas que de todos modos no son ajenos a otras partes de sus diarios en las que trata su floreciente sexualidad, su cuerpo o la menstruación.

Aún así, se supone que más tarde, quizá Ana temió miradas entrometidas o quizá estaba descontenta con lo que había escrito, por ello cubrió las dos páginas pegando sobre ellas papel de estraza. Así las convirtió en un misterio durante décadas.

Lo cierto es que décadas atrás, algunos pasajes del diario referentes a la sexualidad fueron censurados por el padre de Ana Frank –único superviviente de la familia– antes de que la obra fuera publicada por primera vez en 1947, pero que ya han sido mostrados en ediciones integrales recientes.

Los encargados de mostrar al mundo este descubrimiento, Ronald Leopold (director de la Casa de Ana Frank) y Frank van Vree (director del Instituto de Estudios de la Guerra, el Holocausto y el Genocidio de los Países Bajos) señalaron que no está claro si los derechos de reproducción permitirán que se incorporen a futuras ediciones del diario.

El calvario de los Frank

Cuando la amenaza de la guerra en Europa aumenta, el padre de Ana, Otto Frank, intenta emigrar con su familia a Inglaterra o a Estados Unidos, pero todos sus intentos fracasan y no logran huir de los nazis.

Así, En el verano de 1942, comenzaron a vivir escondidos junto a otra familia judía, en un anexo secreto de una casa de uno de los canales de Ámsterdam.

Ana Frank escribió su diario, hoy símbolo de esperanza y resistencia, mientras permaneció escondida desde julio de 1942 a agosto del 1944, cuando la familia fue descubierta y deportada a Auschwitz.

De los ocho escondidos, solo Otto Frank, sobrevive a los campos de concentración nazis.

Ana había escrito en su diario que tras la contienda, más tarde, quería ser escritora o periodista, y que quería editar su diario en forma de novela.

Amigos de Otto lo convencen de la gran elocuencia del diario. Y se editó, bajo el título de «La Casa de Atrás», en una tirada de 3.000 ejemplares, en 1947. Le seguirían muchas reimpresiones, traducciones, una pieza teatral y una película.

También te puede interesar:

Continúa leyendo