Vídeo de la semana

El anarquismo según Noam Chomsky

El teórico del lenguaje y activista Noam Chomsky reflexiona sobre la libertad en Sobre el anarquismo.

Chomsky, lingüista y pensador

Noam Chomsky
Imagen: Wikicommons

Autor de estadounidense de ascendencia ucraniana y origen judío, Noam Chomsky se conoce dentro y fuera del ámbito académico por ser el lingüista impulsor de la gramática generativa, una disciplina que ha influenciado otros ámbitos como la sociología, la psicología y la matemática, y que busca identificar las estructuras innatas del lenguaje natural que acomunan a todos los idiomas. Chomsky también destaca por su activismo político, su crítica a las políticas agresivas de países como Estados Unidos y su adscripción al anarcosindicalismo.

A menudo se han tomado como sinónimos los términos anarquía y anarquismo a través de una operación de equivalencias donde la anarquía equivalía a caos. En consecuencia, el movimiento anarquista se ha percibido, con frecuencia y desde la opinión pública, como un abanderado del desorden y la violencia.

Las reflexiones que Noam Chomsky vierte en su libro Sobre el anarquismo (Capitán Swing, 2022), y que el propio devenir de los procesos sociohistóricos confirma, discuten esta visión reduccionista. Muestran que el anarquismo es una filosofía de la acción basada en una organización social horizontal y participativa, un movimiento en continua revisión de sus bases más que una ideología cerrada. Ese aspecto vivo y vivido, en el que el sujeto es miembro activo capaz de construir un bien común para sí mismo y los demás, constituye uno de los pilares que han hecho de Chomsky un anarquista.

Los orígenes de la libertad anarquista

Retraro Kropotkin
Imagen: Wikicommons

Sobre el anarquismo recoge tres artículos y dos entrevistas realizadas al pensador que sintetizan su perspectiva. En «Apuntes sobre el anarquismo», Chomsky presenta un movimiento opuesto al control ideológico por parte de elites y de los grupos privilegiados en favor de una apuesta por el desarrollo de la libertad en lo individual y lo social.

Chomsky toma el concepto de libertad que ya propuso Bakunin a mediados del siglo XIX, una libertad que alienta la realización absoluta de las propias capacidades y que, además, se ponen al servicio del bien común. Las acciones se realizan de forma colectiva, grupal y directa, sin necesidad de intermediarios ni representantes que menoscaben al individuo. La posibilidad de operar sin jerarquías, elites ni divisiones entre dominadores y dominados supone uno de los mayores puntos de fuerza para Chomsky, que en su obra y pensamiento ha cuestionado tanto la legitimidad del poder jerárquico como la autoridad que los estados se atribuyen.

Frente a las imposiciones sistémicas, Chomsky sugiere las capacidades realizadoras de la autogestión y la cooperación libre, frente a la dependencia y la explotación. En su filosofía, prevalece el objetivo de eliminar los sistemas opresivos que incrementan la fragilidad y la inseguridad. Desde las reflexiones de pensadores militantes y anarcosindicalistas como Rocker, Guérin y Diego Abad de Santillán, Noam Chomsky dialoga con las propuestas teórico-prácticas de estos pensadores para argumentar cómo el carácter opresor de las naciones mantiene un estado de cosas que favorece la desigualdad. La libertad no viene dada por el estado ni es la expresión de individualismo feroz, sino que deriva de la ejercitación de nuestras capacidades innatas.

Perspectivas del futuro anarquista

Chomsky anarquismo
Imagen: Capitán Swing

A través de una serie de preguntas, en el capítulo «El futuro del anarquismo» Chomsky ahonda en el federalismo y la libre asociación como mecanismos de autogestión capaces de liberar a las personas de la esclavitud salarial. Lejos de cualquier tipo de dogmatismo, el anarquismo es experimentación, un proceder por tentativos hasta encontrar en cada contexto aquellos mecanismos que permitan ganar esa libertad. Chomsky, consciente de la necesidad ineludible que las sociedades contemporáneas, y especialmente las urbanas, tienen de delegar en representantes, se pregunta igualmente cómo elegirlos y, sobre todo, qué implica esa elección en términos de autoridad. La suya es la aceptación humilde de que no existe el plan perfecto.

En «El caso español», por su parte, Chomsky reflexiona sobre la conversión del siglo XX en un campo de pruebas del anarquismo. En este capítulo, repasa el rol que tuvo el anarquismo durante le Guerra Civil Española como movimiento constituido por los trabajadores que buscaban un cambio de facto en la sociedad.

Sobre el anarquismo (Capitán Swing, 2022) supone, en definitiva, una reflexión social, histórica y política sobre el anarquismo, tanto en sus rasgos generales como en su especificidad norteamericana. Es, también, una meditación personal sobre aquellos elementos de acción y pensamiento que Chomsky ha aplicado en su activismo, y que le han permitido ser crítico el imperialismo cultural alimentado por los Estados Unidos.

También te puede interesar:
Erica Couto

Erica Couto

Historiadora y aprendiz de batería. Literatura y cine de terror las 24 horas. Las ruinas me hacen feliz

Continúa leyendo