Duelo en O.K. Corral, tiroteo entre novatos

Este famoso enfrentamiento ha pasado a la Historia sobre todo gracias al cine, pero muchos detalles de lo que realmente sucedió no fueron como en los westerns.

Duelo en el O.K. Corral

Lo hemos visto recreado en numerosas ocasiones en el cine, en películas del género wéstern tan emblemáticas como Pasión de los fuertes (1946, John Ford), Duelo de titanes (1956, John Sturges) o, más recientemente, Tombstone (1993, George P. Cosmatos) o Wyatt Earp (1994, Lawrence Kasdan). Se trata del duelo o tiroteo en O.K. Corral, un enfrentamiento armado entre forajidos y agentes de la ley ocurrido en las cercanías de un corral de ganado en el pueblo de Tombstone, Arizona (Estados Unidos) el 26 de octubre de 1881. Fue el choque final de una larga serie de disputas entre el clan de los Clanton, ladrones de reses y caballos, y Wyatt Earp, sheriff local, sus hermanos y ayudantes Morgan y Virgil y su amigo Doc Holliday, tahúr, pistolero y dentista. Pero las cosas no fueron como en el cine.

En primer lugar, hay que destacar que varios de los contendientes no eran precisamente pistoleros expertos. Para empezar, el famoso Wyatt Earp no era el avezado tirador que suele salir en las películas, sino todo lo contrario. Nacido en 1848 en Monmouth, Illinois, e hijo de granjeros, destacó desde joven por su habilidad con el lazo y por ello se labró una reputación como vaquero y conductor de reses. También se le daba bien cazar búfalos con rifle, pero era en general poco amigo de las armas de fuego y nada experimentado con el revólver. En 1879 se trasladó a Tombstone con intención de hacerse granjero y de regentar un local llamado Oriental Saloon, pero sus hermanos Morgan y Virgil ocupaban cargos en la policía local y lo reclutaron. Y eso que Morgan no había disparado jamás.

Virgil sí tenía cierta soltura, por su experiencia como soldado en la Guerra de Secesión. Aunque sin duda el más hábil y rápido en el bando de los "buenos" era John Henry Holliday, alias Doc (por "doctor"), un cirujano dentista tuberculoso reconvertido en jugador profesional de póquer y pistolero a sueldo, que era el mejor amigo de la familia Earp. ¿Y los "malos"? El clan de los Clanton lo formaban los hermanos Billy y Ike Clanton, sin la menor familiaridad con las pistolas –lo suyo eran las peleas a cuchillo–, los hermanos Frank y Tom MacLaury (sólo el primero era buen tirador) y el vaquero Billy Claiborne, este sí un auténtico pistolero de frontera, que se había visto envuelto en numerosas refriegas con anterioridad. El detonante del duelo fue el robo de una diligencia, tras otros varios delitos del clan.

Otro detalle histórico poco conocido es que, en realidad, el duelo no sucedió propiamente en el O.K. Corral. Aquel día, se corrió la voz en Tombstone de que Ike Clanton reclamaba un enfrentamiento con los Earp. Virgil decidió acercarse a la banda, que en aquel momento se hallaba en el famoso cercado, para ordenarles que le entregasen sus armas. Ante su negativa, comenzó una escalada de tensión que se resolvería a tiros cerca de allí, en concreto entre el callejón de una tienda de fotografía llamada Fly's Photo Shop y Fremont Street. El famoso tiroteo se saldó con el siguiente resultado: Wyatt salió ileso, Virgil fue alcanzado en la pantorrilla derecha, Morgan recibió un disparo en el omóplato y a Holliday un tiro le rozó la cadera. Por parte de los forajidos, Billy Clanton y los hermanos MacLaury murieron allí mismo, mientras que Ike Clanton y Billy Claiborne escaparon durante la refriega y salieron ilesos.

CONTINÚA LEYENDO

COMENTARIOS